Moda, Tendencias, Estilos. Compras y experiencias en la red

¿Cómo leer las etiquetas de tus productos para el pelo?

Si en alguna oportunidad, diste vuelta el envase de shampoo o acondicionador, para leer su etiqueta, seguramente te encontraste con las palabras sulfatos, parabenos y siliconas.  Si no sabes qué significa cada una, seguí leyendo.

Los sulfatos actúan de agentes limpiadores y son considerados tensioactivos de uso frecuente para tratamientos capilares y corporales porque contienen gran cantidad de detergente (es fácil de identificarlos porque se percibe espuma luego de aplicar el producto). Sin embargo, el problema llega porque el proceso por el cual pasan, algunos de esos ingredientes etoxilados, genera un impacto negativo en el medio ambiente y en la salud de las personas, principalmente los que trabajan con ellos, a diario.

Como alternativa,  el Sodium Coco Sulfate es un ingrediente saludable que no causa irritaciones en la piel, dado que no es agresivo. Los glucósidos como cocoglucósido, decylglucósido, laurylglucósido, betaína de coco o el sodium cocoyl glutamato son mucho más suaves, ideales para los que gustan de lavarse el cabello todos los días. Recuerden que el hecho de que haga menos espuma no significa que no limpie correctamente.

Otro término que seguramente leíste por ahí, sea el de los parabenos. Su misión es la de extender la vida comercial de los productos.  Así por ejemplo, un producto que contiene agua en su fórmula necesita de un agente conservante. Algunas marcas los aplican en pequeñas dosis, son económicos y efectivos para evitar la proliferación de bacterias y hongos. **Pueden reconocerlo al leer el sufijo ‘paraben´: methylparaben, propylparaben, butylparaben o benzylparaben.

La concentración habitual de estos parabenos suele ser del 0,01 al 0,3%; la Cosmetic Ingredient Review (CIR) estableció en un estudio realizado en 1984 que su uso en cosméticos no tiene riesgos hasta en cantidades del 25%. En 2003 la CIR reabrió el estudio para cerciorarse de la seguridad de los parabenos para investigar su seguridad sobre niños y mujeres, y concluyó que no había necesidad de cambiar las conclusiones de su primer informe. Sin embargo, el Journal of Applied Toxicology reveló en un estudio de 2004 que se habían detectado parabenos en ciertos tumores mamarios. Pero lo que no llegó a confirmar es si tenía relación en la formación del cáncer.

Mientras que los polímeros y siliconas, que se incluyen en acondicionadores,  aportan más brillo, suavidad y mejoran la resistencia a la radiación UV, viento y  frío, al pelo, gracias a sus compuestos. Sin embargo, es la película sobre las fibras capilares, las permanecen hasta el siguiente lavado, las responsables de aportarle es “falso brillo” al cabello.

No te asustes, ni salgas corriendo a leer qué tiene lo que te pones todos los días en la cabeza. La idea de este post es compartirles y ofrecerles alternativas ecológicas, con un impacto positivo en la salud de tu piel. Cualquier duda, antes de comprar, (así como en cuarentena me escribiste para preguntarme el tono de tu tintura) whatsappeame!

 

Imagen Freepik

Relacionado