Moda, Tendencias, Estilos. Compras y experiencias en la red

¿Cómo la ropa de segunda mano acaba en las tiendas vintage?

El gusto por la ropa usada, por perderse en mercadillos callejeros en busca de piezas insólitas va más allá de un simple gesto estético retrovisor. A veces encierra toda una filosofía de vida, un activismo ideológico y un afán por cambiar el curso de la industria de la moda para seguir por el camino de la ecología, oponerse a la uniformidad y abrazar, en la medida de lo posible, el autoabastecimiento. 

La historia del vintage y su nacimiento se nutre de todas esas ideas de creatividad, rebelión e inconformismo, que consiguieron cambiar la apreciación que la mayoría de la gente tenía de la ropa usada (llena de gérmenes, pasada de moda y seña de identidad de las clases más pobres), hasta convertirla en objeto de deseo de cualquiera que quisiese pasar por este mundo dejando huella.

Según un informe publicado por thredUP, la venta de ropa de segunda mano ha crecido 21 veces más que la venta de tiendas por departamento en los últimos cinco años y se espera continuar creciendo al menos 1,5% más que las llamadas tiendas de “moda rápida” durante la próxima década. Se puede concluir que cada vez hay más gente cuidando su ropa y llevándola a estas tiendas y cada vez hay más gente recurriendo a comprarla. Pero ¿cómo llegan estos artículos a nuestras tiendas locales?

Screen Shot 2019-08-21 at 13.14.42.png

Hay una diferencia fundamental entre la ropa de segunda mano que encontramos en tiendas de estilo vintage y en la ropa de segunda mano que encontramos en tiendas tipo “thrift store”. Ambos tipos de comercio recogen artículos fabricados desde hace mucho tiempo, pero en el caso de las tiendas de segunda mano la ropa de segunda mano es de individuos que han decidido reciclar sus pertenencias o bien de tiendas que nunca llegaron a vender estos artículos y se quedaron en stock. 

El concepto de la ropa de segunda mano en los thrift stores es distinto. Se trata de artículos usados cuyos usuarios originales han querido vender pero no a cualquier tienda, sino que sirviendo alguna causa. El dinero que se consigue tras la transacción entre el dueño de la ropa y el dueño de la tienda se destina mayoritariamente a una buena causa. Entonces se cumplen dos objetivos, el ecologismo (reciclaje) y la financiación de otro tipo de activismo social/ambiental. 

En España, hay algunos thrift stores aunque es más fácil dar con tiendas de segunda mano. De todos modos, conviene investigar antes de hacer una visita a un thrift store porque lamentablemente en nuestro país muchos no conocen la distinción entre los dos conceptos y a menudo se definen como thrift store, porque lo entienden como un sinónimo de lo que viene a ser la venta de segunda mano. 

Relacionado