Moda, Tendencias, Estilos. Compras y experiencias en la red

Cómo evitar la moda rápida

Vivimos en una época en la que todo pasa muy rápido: las canciones que escuchamos, la tecnología que usamos y por su puesto… la ropa que nos ponemos. Todo este fenómeno se denomina moda rápida y es el modelo de consumo que abunda en el sector textil.

Seguramente hayas sentido que tienes cosas en tu armario que ni si quieras recordaba que tenías, cada vez que te compras una prenda nueva piensas que no combina con nada de lo que tienes y entonces tienes que seguir comprando para poder tener un outfit completo. Estas son algunas de las sensaciones que causa el fast fashion o de la moda rápida.

Consecuencias de la moda rápida

Este tipo de moda tiene varias consecuencias que va mucho más allá de un armario desordenado o de un caos a la hora de vestirnos por las mañanas:

En primer lugar, el sector textil es uno de los más contaminantes a nivel medio ambiental. Esto se debe a que los tintes que se usan para elaborar las prendas desechables son muy tóxicos y normalmente se acaban vertiendo a los océanos.

El verdadero foco del problema no es tanto los materiales que se usan en el fast fashion sino más bien la producción en masa. En 2019 se fabricaron más de 62 millones de toneladas de ropa al año, la cual al ser de baja calidad tiene una vida útil muy corta. De ahí que al fast fashion también se le llame moda desechable.

Evitar la moda timeless

Este modelo confecciona sus prendas de esta manera porque obtiene unos costes muy bajos y puede venderla a precios muy reducidos. Así funcionan la mayoría de franquicias de ropa que todos conocemos que basan sus modelos de producción en la moda rápida.

Otro de los peligros que se esconden detrás del fast fashion es que el mundo de la moda se ha vuelto mucho más accesible (entre otros factores, gracias a Internet) y esto en un principio puede parecer positivo, si la moda se acerca a los consumidores, ellos dispondrán más opciones para elegir y podrán tomar decisiones de mayor calidad.

Sobre el papel este es el escenario que se dibuja, pero en la práctica, la realidad es muy distinta el consumo se ha incrementado mucho más, favoreciendo sobre todo a los establecimiento y franquicias que practican el fast fashion. Las personas no sopesan sus compras, que se han vuelto mucho más impulsivas y se producen cada vez cada menos tiempo. Esto repercute de manera que las personas que adquieren mucha más ropa de la que realmente necesitan, lo que acaba siendo un despilfarro que no llega a usarse.

Soluciones para evitar la moda rápida

Después de ver cuales son las consecuencias del fast fashion debemos preguntarnos ¿Qué podemos hacer para evitarlo o por lo menos ser más responsables?

  • En primer lugar, revisa tu armario porque probablemente tengas ropa que no hayas usado o que probablemente no te acuerdes que tienes. Cuando tengas claro que necesitas y que no deshazte de la que no necesites o que tengas claro que no te vas a poner más. Esto te ahorrará muchos dolores de cabeza a la hora de organizarte.
Como evitar la moda fast fashion
  • Seguramente estés pesando que puedes hacer para no fomentar este modelo de moda rápida. Por desgracia, la acción de una única persona no puede tener mucha influencia, pero si los clientes en conjunto cada vez demandamos mayor calidad en las prendas que adquirimos, las empresas progresivamente abandonarán todo este proceso de moda desechable y empezarán a desarrollar productos mucho más responsables con la sociedad en general.
  • Una de las desventajas de la ropa desechable es que cambian conforme a las tendencias, para las personas que tienen un estilo definido es complicado encontrar ropa que se adecue a su estilo.

Por ello desde Luxury Collective recomendamos siempre que optes por prendas mejor elaboradas, porque a pesar de que puedan suponer un mayor coste, a largo plazo podrás tener un armario con prendas de mayor calidad y que además harán que tus outfits sean mucho mejores. Además, hay prendas que tienen esta calidad y que, colección tras colección, no pasan de moda a este tipo de moda es conocida como ropa timeless.

Si tienes un estilo más sofisticado, es probable que haya ciertas prendas de moda rápida te llamen la atención por ser muy similares a la de marcas más reconocidas, pero recuerda gracias a los materiales con los que se confeccionan a largo plazo notarás la diferencia no solo en la duración, sino también en la comodidad de las prendas.

Como conclusión, el fast fashion produce un problema que va mucho más allá del desorden dentro de tu armario, afecta a ámbitos muy diversos de la sociedad y tiene consecuencias mucho más graves de lo que pensamos. Por ello hay que tomar conciencia de como podemos ayudar a eliminar este modelo que abunda en el sector de la moda y sustituirlo por uno que sea mucho más beneficioso.

Relacionado