Moda, Tendencias, Estilos. Compras y experiencias en la red

¿Cómo está reflejado el espíritu de McQueen en las colecciones actuales?

SILVIA SANZ DE AYALA LORENTE.- Lee Alexander McQueen ha sido uno de los diseñadores de moda más influyentes de toda la historia. Cambió la manera de entender y ver la moda. Reflejaba en sus diseños su personalidad, aunque muchas veces se le tachó de extravagante y loco. Aquel diseñador que quería cambiar el mundo se quitó la vida el 11 de febrero de 2010, pero su legado sigue vivo. La marca ‘Alexander McQueen’ intenta seguir con la esencia con la que un día Alexander rompió todos los esquemas de la Alta Costura.

Embed from Getty Images

Cuando me muera y me vaya, la gente sabrá que el siglo veintiuno fue iniciado por Alexander McQueen”

Alexander McQueen

En estas 20 imágenes de las diferentes colecciones Prêt-à-porter desde que Alexander McQueen no está muestran la huella que queda de él. Si quieres ver la huella de McQueen en los desfiles actuales, este es tu sitio.

A diferencia de Lee Alexander McQueen que utilizaba recursos tecnológicos en sus desfiles como estos robots que pintaban el vestido en directo (seguro que te suena, y si no pincha en este enlace), en la actualidad, la firma opta por pasarelas más tradicionales y minimalistas. Aún así, hace un gran uso de la tecnología en sus procesos de producción.

Primavera/Verano 2011

Embed from Getty Images

La naturaleza se convierte en protagonista del desfile. Está presente en forma de animales (mariposas) o en forma de plantas (flores, trigo o helechos). Recordemos que la madre de Lee era profesora de genealogía y ciencias sociales. Por eso, este asunto le obsesionó al diseñador durante toda su vida y así lo quiere seguir reflejando Sarah Jane Burton, directora creativa de Alexander McQueen, en la esencia de la marca. La propuesta cuenta con prendas modernas hechas a mano, algo que también caracterizaba al artista. La presencia de colores oscuros muestran que el tiempo pasa y que la naturaleza también muere. McQueen continúa sin McQueen. 📸: Pascal Le Segretain.

Otoño/Invierno 2011/2012

Embed from Getty Images

La influencia de la naturaleza está presente, una vez más. Lee Alexander llegó a ser miembro del Club de Jóvenes Ornitólogos de Gran Bretaña. Este es el motivo por el que representa la libertad en todos sus desfiles. También la libertad de las mujeres. El lugar de este desfile es el Conciergerie de París, palacio y posterior prisión de María Antonieta en 1973. No es casualidad que Sarah Burton, la directora creativa de la marca, eligiera este escenario. 📸: Antonio de Morals Barros Filho.

Primavera/Verano 2012

Embed from Getty Images

La locura en los desfiles es algo característico del diseñador. Su combinación con la delicadeza hacen que Burton refleje muy bien la esencia de McQueen llevando a pensar en sí realmente es un trabajo pendiente que dejó el diseñador o es fruto de la diseñadora. Las modelos, aunque van tapadas con máscaras de conchas que ocultan los rostros, reflejan ser dueñas de sí mismas, incluso parecen hadas (a McQueen le gustaba todo el universo mitológico y fantástico). 📸: Victor Virgile.

Otoño/Invierno 2012/2013

Embed from Getty Images

Casi todos los artistas beben de otros. También lo hacía el propio Lee Alexander McQueen. Concretamente en este desfile, se ve la clara influencia de Gaudí en la colección creada por Sarah Burton. Los cinturones metalizados muestran la cintura de la mujer dentro de los grandes diseños. Una vez más, la genealogía está presente. A McQueen le encantaban las plumas y lo exagerado. Puede ser que la presentación de gafas futuristas sea un guiño de la diseñadora al público. Bajo muchos años estuvo en duda de sí sería capaz de seguir con la esencia de McQueen. Creo que puede ser un reflejo de que McQueen sigue con el legado de Lee pero con mirada a un futuro sin él. 📸: Francois Guillot.

Primavera/Verano 2013

Embed from Getty Images

¿Ves algo en común en todos los diseños? Exacto. Las abejas son el hilo conductor de la colección. No es una simple sucesión de diseños encima de una pasarela, sino que se cuenta una historia (ahora podríamos hablar de storytelling). Se está mostrando la historia de la abeja reina, la historia de cualquier supermujer. La sensualidad también está ahí: transparencias, arneses, pamelas inspiradas en los apicultores… 📸: Victor Virgile.

Otoño/Invierno 2013/2014

Embed from Getty Images

Sarah Burton decidió presentar tan solo 10 looks. Fueron suficientes porque lo importante era el lugar: la Opéra Cominique. De nuevo aparecen las redes que vuelven a tapar los rostros femeninos de las modelos. Uno de los aspectos que también caracterizaban a McQueen era la teatralización. Si no has visto este desfile, te adelanto que la colección parece una “pintura viva”. Es como si un cuadro estuviese en movimiento. 📸: Victor Virgile.

Primavera/Verano 2014

Embed from Getty Images

¿Qué artistas crees que están reflejados en este desfile? Mondrian y Picasso son dos claros ejemplos de que se puede reflejar su pintura en el mundo de la moda. Sarah Burton decide inspirarse en una tribu étnica y el resultado es este. 📸: Victor Virgile.

Otoño/Invierno 2014/2015

Embed from Getty Images

Tras varias colecciones llenas de color, este desfile se vuelve tenebroso. La decoración de la pasarela con hierba y musgo no es el único aspecto donde la naturaleza se convierte en protagonista. Los vestidos de noche están llenos de encaje, brillos y plumas de ave (guiño al diseñador porque era su animal favorito). La oscuridad y la sobrenaturalidad de los diseños siguen el legado de Lee Alexander McQueen. 📸: Victor Virgile.

Primavera/Verano 2015

Embed from Getty Images

Aunque Kenzo (que ha fallecido este 2020) es uno de los diseñadores que más ha introducido los diseños orientales en el mundo de la moda, en este desfile se interpreta cierta mezcla de Oriente con colores oscuros y góticos. La prenda estrella oriental, el kimono, es una de las prendas más aplaudidas de la colección. Las faldas, de gran volumen, recuerdan a flores (naturaleza, una vez más, encima de la pasarela). Y las modelos se convierten en flores libres que se mueven por la naturaleza. 📸: Francois Guillot.

Otoño/Invierno 2015/2016

Embed from Getty Images

De nuevo Sarah Burton decide que el hilo conductor del desfile esté relacionado con la naturaleza. ¿Adivinas de qué elemento se trata está vez? La rosa se alía con distintas técnicas de volumen y tejidos para confundir el prêt-à-porter con Alta Costura. Unos de los aspectos más llamativos son los peinados de las modelos que bien podrían ser actrices recién salidas de la película ‘Eduardo Manostijeras’. 📸: Francois Guillot.

Primavera/Verano 2016

Embed from Getty Images

Ya en la colección crucero 2016 Sarah Burton reflejaba lo que ocurría en la sociedad de ese momento: la superación de la crisis. La metáfora de las flores representan que volvemos a florecer. En esta pasarela, las modelos parecen auténticas hadas. Se destaca la belleza natural de la mujer con la técnica del rostro ‘cara lavada‘. 📸: Francois Durand.

Otoño/Invierno 2016/2017

Embed from Getty Images

Lo que más triunfó de la colección fueron los últimos maxi vestidos que tenían cantidad de brillos simbolizando pequeñas cosas de la vida mediante dibujos. Se representa el paso del tiempo mediante brújulas, relojes, mariposas y otros animales que, a su vez, muestran el regreso de la firma a la pasarela londinense después de que Alexander McQueen muriese aquel febrero de 2010. 📸: Victor Virgile.

Primavera/Verano 2017

Embed from Getty Images

La presencia de cuadros escoceses, además de ser tendencia (y lo sigue siendo en 2020) es un guiño a la procedencia del diseñador. Las modelos parecen princesas románticas pero con cierto toque punk. 📸: Francois G. Durand.

Otoño/Invierno 2017/2018

Embed from Getty Images

La magia medieval es el fuerte de esta colección. La firma se inspira en Cornwall, situado en la costa de Inglaterra y destino vacacional de la niñez de la diseñadora, y muestra el mundo del paganismo y la fantasía. El escote desaparece pero mediante las transparencias se ensalza la figura femenina y sensual de las mujeres. En esta ocasión, uno de los vestidos más destacados de la firma se inspira en el árbol de los deseos. 📸: Francois Guillot.

Primavera/Verano 2018

Embed from Getty Images

Para algunos, es una colección un tanto extraña ya que se muestran jerséis gordos, chubasqueros y botas que suelen ser prendas para invierno, en vez de para verano como en esta ocasión. Un importante guiño al diseñador fue el peinado de las modelos. Es mojado y está pegado sobre la cara y el cuello como si acabaran de huir de un pantano o de algún lugar trágico. A Alexander McQueen le encantaba poner un componente oscuro y tenebroso en todas sus colecciones ya que la vida no es toda de color rosa. 📸: AFP Contributor.

Otoño/Invierno 2018/2019

Embed from Getty Images

En McQueen eran típicos los pájaros muertos. Sarah Burton no deja ni rastro de estos pájaros, sino que son aves del paraíso brasileño. Esta colección va de lo lineal y finos estampados a lo salvaje, como la naturaleza. El desfile funciona como propia metáfora de lo que está representando la metamorfosis. La directora creativa muestra que la mujer para que tenga poder no tiene por qué marcar cintura o pecho. En los últimos looks, la mujer prácticamente se ha convertido en mariposa más que en guerrera. 📸: Francois Guillot.

Primavera/Verano 2019

Embed from Getty Images

Lo que quiere representar la diseñadora con esta colección es mostrar la fuerza que tienen las mujeres en esta sociedad donde todavía no se ha conseguido la igualdad entre los dos sexos. Destacan los bordados florales y estampados que perduran a lo largo del tiempo en la marca ‘Alexander McQueen’. Un punto importante son los tesoros que han caído en el olvido. La firma compró un vestido de boda vintage en una feria de antigüedades de Londres que resultó ser un tesoro abandonado, como nuestro tiempo. 📸: Francois Durand.

Otoño/Invierno 2019/2020

Embed from Getty Images

Las tachuelas eran las favoritas de McQueen para sus diseños más punks. Están presentes en casi todos los diseños. Unas veces en forma de collar, otras combinando con la falda y otras en los zapatos. Se puede observar el espíritu del norte de Inglaterra mezclado con la estética más punk, pero elegante al mismo tiempo. 📸: Victor Virgile.

Primavera/Verano 2020

Embed from Getty Images

Las flores siguen siendo una constante, incluso modernizándolas para atraer a un nuevo público. Destacan las dobles faldas para aumentar el volumen, algo que gusta mucho en la firma. En este desfile, Sarah Burton ha querido resaltar lo clásico. Así lo ha hecho gracias a una docena de músicos de la Orquesta Contemporánea de Londres vestidos también de McQueen que han amenizado este arte en movimiento. 📸: Estrop.

Otoño/Invierno 2020/2021

Embed from Getty Images

En esta colección destacan los cuadros galeses. La firma viajó hasta Gales para entender a la mujer que vive allí. Es más heroica de lo que uno puede imaginar. Hay dos modelos de tallas grandes (algo que ojalá no nos sorprendise). Sin embargo, no es la primera vez que la firma introduce este tipo de modelos en los desfiles. En 2001, Alexander McQueen con “Savage Beauty” puso a una modelo de tallas grandes en medio de la escena. Alexander McQueen fue muy adelantado para su tiempo y cambió el mundo de la moda para siempre. 📸: Kristy Sparow.


Si te ha gustado este post o si quieres comentar algún aspecto de Alexander McQueen que siga vivo en la actualidad no dudes en escribirnos. Recuerda que puedes hablar con nosotras en @theslowfashionjournal o puedes mandarnos un correo a theslowfashionjournal@gmail.com. ¡Nos leemos!

Imagen destacada: Imagen gigante de Alexander McQueen en el Teatro Nacional en Londres en 2003. Bruno Vincent en Getty Images.

Relacionado