Moda, Tendencias, Estilos. Compras y experiencias en la red

¿Cómo entender la campaña de Nuevas Ideas?

Cada vez que escucho que hay que votar por la bandera con la N de Nayib Bukele, o veo ese anuncio que invita a la gente a votar diputados que trabajen por el presidente Nayib Bukele, no evito recordar la cuenta de Twitter del expresidente boliviano Evo Morales, es decir, @evoespueblo. Los pueblo indígenas de Bolivia veían en Evo a un representante de los pueblos originarios y la mayoría de sus votos provienen de esas regiones, pero ¿por qué un campaña boliviano me recordaría una campaña salvadoreña?

En 2017, cuando Nayib Bukele fue expulsado del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional, Bukele comenzó a vender en transmisiones en vivo el concepto de que él es lo que el pueblo salvadoreño necesita para poder avanzar. En 2018 comenzó a vender el concepto de que los seguidores de su ideología debían anular el voto para que “los mismos de siempre” no ganaran e inició la inscripción de su propio partido político.

Nuevas Ideas recolectó 250 mil firmas en un fin de semana, pero no se le dio la validación sino hasta unos meses después de la inscripción de los candidatos a la presidencia. Antes de eso, el actual presidente probó inscribirse por Cambio Democrático, pero el partido estaba fundamentado ilegalmente, por lo que probó con la Gran Alianza por la Unidad Nacional, desde donde comenzó una campaña en contra del Tribunal Supremo Electoral bajo el fundamente de que los partidos tradicionales no querían que él compitiera porque él estaba en el lado correcto y con esa idea llegó a la campaña donde ganó con 1,3 millones de votos.

Durante la campaña Nayib se dedicó a prometer cosas a todos los colectivos, pero se enfocó en fortalecer a dos sectores importantes: la Policía Nacional Civil y la Fuerza Armada. Durante la creación del Plan Control Territorial, más allá de hacer algo por la seguridad, se dedicaron a fortalecer a los dos cuerpos de seguridad y, a través de campañas, hacerlos ver como héroes que están del lado de la población, a tal punto que la Fuerza Armada comenzó a participar en tareas que no tenían mucho que ver con la seguridad, pero sí con acciones a favor del pueblo.

El principal concepto es que Bukele está a favor del pueblo. Lo pondré de la forma más sencilla: los $300 que salen de los impuestos de los salvadoreños fueron interpretados de forma en que los estaba regalando el presidente; el primer paquete alimenticio era gracias al presidente, el segundo igual y el tercero también es gracias a él; de modo que el presidente sí se está preocupando por el pueblo salvadoreño y el presidente quiere continuar muchos proyectos, pero los diputados corruptos de la Asamblea Legislativa.

Si Nayib Bukele forma parte del pueblo, recibió el gobierno en una plaza pública y participó de una concentración en contra de la Asamblea. Si Nayib forma parte del pueblo se necesitan diputados que trabajen a su favor “porque todo lo que él haga será a favor del pueblo salvadoreño”. No importa que le compren objetos de urgencia a familiares o amigos de funcionario del gobierno, no importa que el partido posea miembros reciclados de otros partidos políticos y no importa que compren objetos con sobreprecios porque el pueblo lo merece, los otros ciudadanos de Centro América lo merecen; porque el dinero alcanza cuando nadie roba y el presidente es bondadoso con todas las personas.

Relacionado