Moda, Tendencias, Estilos. Compras y experiencias en la red

Caladas

Ojalá las palabras salieran de esta boca con tanta ligereza como lo hace el humo de un cigarro después de una calada. Correrían por mis venas las ganas de soltar todo aquello acumulado en la esquina de mi pecho, en contacto directo con el corazón.

Tu corazón.

El que yo robé porque me pareció bonito. Era, al menos, mejor que el mío, y quizás tú lo necesites con urgencia porque ya no puedes sostenerte en pie. Caminas de lado a lado de mi mente, haciendo ruido al pisar y silbando canciones que suenan como un disco rayado.

[Ladrona, deja de darle vueltas a esto de una vez.

Por los delitos ya llevo cumpliendo condena mucho tiempo, mendigando aunque sea una sonrisa, unos segundos de paz en un cruce de miradas que tiende a infinito. Lo intenté, vaya que si lo intenté. Con todas mis fuerzas y de todas las formas posibles. Jugué mis cartas, moví las fichas, aposté todo y perdí.

[Le perdí.

[Les perdí.

[¿Me perdí?

Ya no sé donde quedaron todos mis recuerdos. Las palabras sé que se las llevó el viento, aunque eso no me importa, tampoco sirvieron de mucho. Conservo una leve idea del pasado, acompañada de una pesada carga que deberías de haberme ayudado a transportar, o mejor dicho, a destruir.

[No me quedan fuerzas. Pesa demasiado.

Elegiste cambiar de camino, alejarte. En silencio. Ese que se clava dentro poco a poco como si estuviera hurgando en mis entrañas para ver si puede llevarse de vuelta su corazón.

[Fin del préstamo. Fin del viaje. Fin de la condena.

[Simplemente, fin.

A día de hoy sigo sin saber cómo se dice adiós.

MIJAS NATURAL Beauty CLINIC & Hair ★ CLÍNICA MÉDICO-ESTÉTICA & TEMPLO DEL CABELLO en MIJAS PUEBLO (Málaga / ESPAÑA) info@mijasnatural.com / 952 590 823

– Enlace a artículo –

Relacionado