Moda, Tendencias, Estilos. Compras y experiencias en la red

Cala De la Cruz cocrea colección con tres marcas de Grupo Éxito

La marca caleña de ropa de playa y trajes de baño amplió su universo de vestuario para crear ropa exterior, pijamas y artículos para el hogar. Descubre acá todos los detalles.

Si nunca has escuchado hablar de Cala de la Cruz, seguro a partir de ahora querrás saber más sobre la marca de ropa de playa y trajes de baño, nacida en Cali y creada por la diseñadora Carolina López.

La marca está presente en Europa y Estados Unidos, en escenarios de lujo como Saks Fifth Avenue, en Nueva York; Galeries Lafayette y Le Bon Marché, en París; la tienda online Moda Operandi, y próximamente en el emblemático El Corte Inglés de Madrid. 

Su fuerte son las estampaciones inspiradas en las creaciones de grandes maestros del Expresionismo Abstracto como Joan Miró, Alexander Calder, Gunta Stölzl, Anni Albers y las mujeres de Alabama de las colchas Gee’s Bend. También es mundialmente reconocida por su apuesta sostenible. 

“Desde que empezamos Cala de la Cruz, la idea era que fuera lo más sostenible posible, en cuanto a las telas que escogemos y nuestros proveedores y cómo son sus procesos. Usamos fibras naturales en la mayoría de nuestras prendas y nos gusta trabajar con quienes tengan certificaciones de fibras orgánicas y nos aseguren de dónde vienen estos insumos para poder tener un seguimiento y decirle al cliente qué es lo que se va a poner. Y no solo ocurre con las telas; también con las marquillas, que se hacen de papel de bagazo de caña sin químicos”, aseguró la creadora de la marca.

La semana pasada se conoció, en un evento realizado en el Éxito Wow del Country, al norte de Bogotá, que la firma caleña era la nueva elegida por Grupo Éxito para su más reciente colaboración. Esta vez, no solo acoge una de las marcas propias de la empresa multilatina, sino tres: Arkitect, Bronzini y Finlandek.

Una colección polifacética

Para Arkitect se crearon 95 referencias, entre vestidos, camisas, camisetas, faldas, pantalones, sets en tejido de punto, y chaquetas de índigo y dril, de las que resaltan sus diseños versátiles, fáciles de combinar y adaptables a cualquier clima. 

“Una de las partes más difíciles y que más nos costó fue adaptar a Cala de la Cruz a todas las ciudades de Colombia. Hacemos ropa de playa y vestidos de baño y estamos acostumbrados a eso, así que nos tocó pensar en cómo incluir chaquetas y tejidos, que nunca habíamos hecho. También zapatos”, aseguró Carolina López en el evento de lanzamiento. 

Para Bronzini, la marca le dio vida a 60 referencias, entre las que se destacan pijamas, trajes de baño, salidas y kimonos que, al igual que las prendas formales, combinan tonos vibrantes para quienes prefieren mucho color en sus atuendos, o tonos neutros, en especial en la gama de los tierras, para las que son más clásicas en sus mezclas. 

“El colorido también se adapta a los diferentes climas del país. Y las bases textiles que utilizamos las elegimos pensando justo en eso, así que hay algodones, tejido de punto, lino, índigo y dril”, aseguró la creadora. 

En cuanto a Finlandek, Cala de la Cruz se lanzó a la creación de 70 referencias, entre ropa de cama, cobijas, cubre lechos, toallas, portavasos, floreros y jarrones, que también llevan los estampados que se ven en las colecciones de ropa. Las piezas de cerámica las pintaron artesanos del Carmen De Viboral, en Antioquia.

“Lo que quisimos hacer fue traer los estampados más importantes de Cala de la Cruz durante sus 4 años de historia y adaptarlos a la colección con Grupo Éxito. La idea era que mucha gente pudiera tener un pedazo de la marca en la casa o en la calle”, concluyó la diseñadora.

Todos los productos son 100 % hechos en Colombia. 

Relacionado