Moda, Tendencias, Estilos. Compras y experiencias en la red

Bouclé: la nueva sensación.

El textil bouclé, viene de la palabra francesa boucler, que significa “rizar”, de ahí su particular textura visual. Se encuentra formada a menudo por lana artesanal, pero muchos diseñadores la han usado con diferentes técnicas de tejido mezclando: lana, merino, alpaca, lino, seda, algodón e incluso rayón.

Esta fibra de la tapicería llegó a finales de los años 40, cuando Florence Knoll pidió a Eero Saarinen que diseñara una silla en la que pudiera “acurrucarse de verdad”, y nunca espero que este diseñador industrial interpretaría su necesidad hasta el punto de diseñar el textil para su silla. El resultado de su petición fue la silla Womb Chair que dió a luz a Knoll´s Classic Bouclé. Una silla que su diseño se ha convertido en uno de los íconos del estilo del mid century moderno, uno de los muebles que han marcado un antes y un después en el diseño mobiliario.

Ahora en la actualidad, el bouclé ha trascendido su uso y no solo es un textil utilizado para este tipo de sillas, sino que lo encontramos como tendencia en muchas firmas de mobiliario, retomando el concepto de la comodidad, suavidad y el sentirnos acurrucados. Además, su aplicación llega con la nueva tendencia de muebles con curvas orgánicas que reafirman el propósito de confort, delicadeza y suavidad.

Los diseños de mobiliarios que utilizan esta textura como tapiz, son: sillones, sillas y sofás con curvas que resalta su ergonomía. El color de uso más frecuente en la actualidad, son los neutros, pero, sobre todo: blanco, crudo y grises.  Son muebles que se pueden utilizar en un “total white” o complemento de otros estilos como mezclas de mid century o contemporáneo. Sin lugar a duda, son elementos que llenan de personalidad y estilo un espacio.

Relacionado