Moda, Tendencias, Estilos. Compras y experiencias en la red

Bordados indígenas que Carolina Herrera “se robó”, INPI condena plagio y analiza demandar

El Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas (INPI) tiene ya pleno conocimiento sobre la polémica por el plagio en el que incurrió de la marca Carolina Herrera en algunos de sus diseños.

En este sentido, además de condenar el hecho, afirmó que buscará recursos legales para proteger los derechos de las comunidades que han sido afectadas al plagiarles su expresiones artísticas y culturales.

Bordados indígenas

descarga

Colección Resort 2020

La colección Resort 2020 que presenta la diseñadora venezolana María Carolina Josefina Pacanins Niño, conocida como Carolina Herrera, se basa en los bordados indígenas.

En un comunicado, dijo que ello va en perjuicio de las comunidades indígenas y en detrimento de la propiedad de su patrimonio cultural, los cuales han sido publicados recientemente en los medios de comunicación.

Indicó que el plagio vulnera los derechos fundamentales de dichas comunidades para conservar y proteger su patrimonio cultural, por lo que se examinarán las posibilidades para imponer acciones legales en contra de la compañía de modas, para proteger los “derechos e intereses de las comunidad afectadas”.

Un pretexto, la postura de Carolina Herrera

Asimismo, consideró como un pretexto la postura de Carolina Herrera, en cuanto a que la colección se trata de un homenaje a la cultura mexicana.

Indicó que los diseños y las manifestaciones artísticas de las comunidades originarias son producto de su historia, identidad, conocimientos y cosmovisión.

Por ello, “su uso por terceros sin autorización constituye un acto violatorio de los derechos humanos y se traduce en una muestra de opresión y mentalidad colonizadora con la que se sigue tratando a los pueblos indígenas”.

En este sentido, el INPI respaldó su señalamiento con el artículo 31 de la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, y reiteró su llamado enérgico a todas las empresas y a terceras personas a respetar los derechos de las poblaciones autóctonas.

 

Por la redacción.

Relacionado