Moda, Tendencias, Estilos. Compras y experiencias en la red

Bogotá Auctions subastará moda vintage de marcas internacionales

178 lotes, en su mayoría piezas vintage de firmas como Chanel, Celine, Givenchy, Gucci, Dior, Cartier, Versace y Burberry, estarán en la puja. Una oportunidad única para los amantes de los clásicos atemporales.

Si eres de las que siempre ha soñado tener la clásica 2.55 Matelassé de Chanel (sí, la cartera negra abullonada con asa de cadena y cierre con doble C), una de las creaciones más emblemáticas de la firma francesa, o tienes un amigo que siempre ha querido hacerse con un tradicional trench coat de Burberry, este jueves 23 de mayo Bogotá Auctions ofrece una oportunidad de oro para conseguirlos.

Parte de la oferta de la subasta.

La casa subastará ese día, a las siete de la noche, 178 lotes con prendas, carteras, gafas, joyas, accesorios e incluso zapatos de las firmas francesas Charles Jourdan, Celine, Givenchy, Louis Vuitton, Guy Laroche, Emanuel Ungaro, Cartier, Dior y Chanel, y de las italianas Gucci, Max Mara, Valentino y Versace. También se subastarán una falda tipo kilt y una gabardina de hombre, de la firma inglesa Burberry, y dos vestidos de noche de la diseñadora colombiana Mercedes Baquero. Entre los lotes también hay piezas vintage estadounidenses.

Trench coat, de Burberry. Precio base: $450.000
Cartera 2.55 Matelassé de Chanel. Precio base: $250.000

Estas “gangas de lujo”, entre las que se encuentran bolsos de viaje de Louis Vuitton y Gucci, maletas y gafas de sol de Dior, monturas de Ted Lapidus, Cartier y Valentino, chaquetas de sastre de Givenchy y Gucci, faldas de Ungaro, Celine y Guy Laroche, entre otras piezas, estarán exhibidas en cra 7A No. 69-26, Piso 2, hasta el día de la subasta para que los interesados puedan inscribirse y medirse la ropa.

Gafas de Cartier. Precio base: $120.000

“Es fantástico poder tener acceso a una oferta digna de una subasta europea o norteamericana a unos precios muy por debajo de sus valores comerciales. Este tipo de oferta es muy escasa en Colombia. Hay una gran variedad de piezas y abrimos una nueva sección en esta segunda edición de la subasta de moda: la de las gafas. Sabemos que es un accesorio de moda muy importante y tenemos unas monturas (con lentes de vista que la persona puede cambiar) de marca que se dirigen tanto a hombres como a mujeres”, cuenta Charlotte Pieri, directora de Bogotá Auctions.

Bolso de viaje de Gucci. Precio base: $300.000

¿Por qué resulta tan interesante para el mercado colombiano una subasta de moda como esta?  

Charlotte Pieri: La globalización ha traído ropa y accesorios en materias no sustentables (muchos acrílicos y plásticos) y la invasión de una forma de vestir uniforme. La mayor parte de la gente hoy, tiene puesto lo mismo. Además, ya no hay la calidad de un tiempo y eso produce un uso rápido de las prendas y accesorios y su rápida eliminación. Desde el punto de vista ecológico, toda esa eliminación continua de materiales diferentes a la lana, la seda o el algodón, contamina fuertemente el ambiente, ya que se queda como un elemento más en los desechos insostenibles. Reutilizar prendas vintage, en muy buen estado por no haber tenido uso (máximo un par de posturas), es estar a la moda con el mundo entero que desde tiempo reutiliza lo que es hecho a mano y en buenos materiales. No hay que olvidar además el esclavismo humano utilizado en algunos países para fabricar las prendas a bajo costo de hoy.

¿Qué necesita tener el espíritu de quienes pujen por estas prendas?

 Charlotte Pieri: Gusto estético, fantasía y conciencia ecológica.

¿Comparando los precios que se presentan en esta subasta con las mismas piezas, si estas fueran subastadas en otro escenario, Europa o Estados Unidos, que diferencia hay? ¿Cuál es el “plus”, ese elemento diferenciador que vuelve más atractivo el tema?

Charlotte Pieri: En Colombia el tema del vintage es muy reciente y por ese motivo, por el momento, subastamos las piezas con precios de salida súper atractivos. En Europa, donde hay muchas subastas de vintage, y también en Estados Unidos, los precios son muchos más altos y hay una infinidad de demandas por esas piezas que, entre otras, además de estar en subastas, también están en las tiendas. En varias capitales europeas hay tiendas especializadas en vintage. Pero todo cuesta más. Por el momento, comprar en subasta en Colombia vale mucho la pena.

La invitación es a participar de la subasta y atreverse a lucir diferente, a usar prendas que nadie tiene, ni tendrá iguales a las que se ofrecen en Bogotá Auctions, a diferenciase, con impecable calidad y lo mejor, contribuyendo a salvar el planeta.

Mira el catálogo en https://issuu.com/bogotaauctions/docs/bogota_auctions_moda_1926

Relacionado