Moda, Tendencias, Estilos. Compras y experiencias en la red

Beatriz Cienfuegos, la feminista Gaditana

Tengo una espinita con Cádiz, una tensión sexual no resuelta, un capítulo sin escribir. Una historia de amor que lleva impregnando cada alma del que se enamora de la tacita a través del tiempo a todos los gaditanos, gaditanas y gaditanes*.

Cádiz no te deja indiferente, Cádiz lleva un torrente de energía que los sensibles podemos masticar en forma de coplas en carnaval y es que Cádiz tiene su propio eslogan, tacita ciudad trimilenaria, la más antigua de Occidente. También conserva la condición sine qua non del age y la guasa con la que ya tres notas musicales nos decían: ¡Cádiz tú no eres vieja, tú estás chocheando!

Es imposible definir, explicar y/o abarcar la complejidad de una ciudad pionera en la libertad, en todas y cada una de sus acepciones. Es por ello que no cabe duda que la primera revista femenina que hubo en España, se escribiera en Gades. Beatriz Cienfuegos fue la creadora de la Pensadora Gaditana, y fue en respuesta de los pensamientos semanales machistas y misóginos del periodista madrileño Clavijo y Fajardo “El pensador”.

Más de 250 años nos separa de la primera publicación de la Pensadora Gaditana que defendía Beatriz con la siguiente determinación: «piensa con reflexión, amonesta con madurez y critica con chiste» , se le considera la primera periodista española, y no sé cómo no es un auténtico icono feminista en Andalucía. Tal y cómo lo haría en la actualidad una súper heroína de Marvel, Beatriz se anticipaba allá por el año 1763 con el siguiente grito de guerra: “Señoras mías, ya tienen ustedes a quien las vengue”.

Ahora más que nunca se siente una huella en la historia en la que buscar y reivindicar figuras femeninas como Beatriz. Mujeres que nos haga sentir valientes y orgullosas para plantarle cara a los que nos quiere silenciar. Aquellos que siguen queriendo dejar a la mujer en un segundo plano, y a las patéticas kamikazes que creen que la igualdad existe.

A nivel superficial puede sorprender la defensa de la pensadora gaditana en su protesta a la publicación ofensiva de la época de Clavijo y Fajardo. El erudito feminista pensaba que los dos valores a los que se debía abrazar las mujeres fuesen la virtud y la discreción. A lo que Beatriz Cienfuegos no pudo atarse la lengua y argumentó que una mujer que le gustara la cultura no estaba reñido con su femineidad. Una mujer podía ser igual de culta que guapa o lo que es lo mismo pero no igual, le podía gustar las letras lo mismo que arreglarse. Suena muy de siglo anterior, pero en el imaginario colectivo aún no tenemos la siguiente imagen. ¿Te imaginas al premio nobel de física una mujer con un cuerpo de infarto? Ajolá. Y al hilo de los premios nobeles arrojaré los siguientes datos, se han otorgado 844 premios a hombres frente a los 49 de mujer. Señoría solo me remitiré a los hechos, que luego nos inventamos los llamados de techos de cristal.

Pues bien, en 1763 está pensadora tenía muy claro que no iba a casarse y que por más que sus padres intentaron llevarla por la vía del señor, no iba a ser monja. No iba a pasar su vida en un claustro, ni tampoco tenía añoranza por ser madre. No tenía intención que nadie esclavizara su vida y lo que me resulta terriblemente inteligente es que sabía con antelación que contrariar la opinión de un hombre le podía hacer pagar muy cara la reputación que tanto le había costado. Se le puede atribuir que ya por aquellos años, las mujeres a los hombres los oíamos, pero no los escuchábamos. Estaba profundamente orgullosa de ser una hija de Andalucía y sobretodo ser una gaditana, ésta defendía que nacíamos ya sabiendo.

Respecto a la “Pensadora Gaditana”, hay una interesante exposición en el museo del traje que empezó en el año 2019 y supuestamente terminaría el 1 de marzo de 2020. Debido a la pandemia podemos disfrutar de esta magnífica exposición de forma virtual y que versa sobre el nacimiento de la prensa de moda en España. Entre otras de las maravillas históricas que podemos contemplar es el primer número de la revista semanal. Os dejo el enlace al folleto descargable de la exposición que ofrece gratuitamente el museo del traje ¡Extra Moda! El nacimiento de la prensa de moda en España

Para concluir y a modo reflexivo, ya sea porque lo estés leyendo o porque te lo digas a ti misma, sólo quiero que sepas que no importa que papel en la historia tengas. No importa dónde esté tu lucha, si es porque quieres tener sueldos igualitarios, si quieres conseguir un nuevo cargo o porque te toque recoger de la guardería los niños a las tres. Da igual cuál sea tu historia, la mujer siempre fue la creadora de otra mujer, la que genera vida, madre, hija y abuela. Somos el eje de una historia, una historia que fue escrita por hombres y no se puso en el lugar de la mujer. El corazón de cada una de nosotras está forjado de hierro y respira libertad, como el de Beatriz, que le dio voz a la abuela de tu bisabuela y eso jamás se debe perder. Brindo por Cádiz, por parir hijas de la libertad, brindo por el atrevimiento, brindo por Cienfuegos y brindo por el bendito Carnaval.

* Gaditanes: El célebre JC Aragón autor de Carnaval ya lo definió en sus chirigotas de carnaval. Los gaditanes son el resto de gaditanos que vienen a disfrutar del Carnaval y a sitiar Cádiz por febrero

Relacionado