Moda, Tendencias, Estilos. Compras y experiencias en la red

Ayudar no pasa de moda

La industria de la moda se une para combatir el COVID-19 en todos los niveles.

Todo empezó en diciembre de 2019 cuando en la ciudad de Wuhan, China se anunció el primer contagio de coronavirus y desde este momento se fue expandiendo a todo el mundo, aún no se sabe a ciencia exacta sobre su origen, pero ha tenido una repercusión muy importante a nivel mundial en todos los sectores tanto económicos como de salud. 

A pesar de que la industria de la moda también está sufriendo una crisis donde se estima una gran pérdida millonaria, muchas de las marcas han decidido sumarse y apoyar a través de donaciones o usando sus centros de maquila para producir tapabocas o gel antibacterial. 

Firmas de Lujo 

El interés que han tenido las firmas de lujo por salvar y contrarrestar los efectos que puede llegar a tener esta pandemia son enormes. El grupo multinacional francés, LVMH, que se caracteriza por tener más de 76 marcas de lujo a su mando como Celine, Christian Dior, Louis Vuitton, Loewe por mencionar algunas, donó 2.2 millones de dólares a la Cruz Roja de China y todas sus fábricas de perfumes y cosméticos son utilizados para crear gel antibacterial. La compañía hizo el compromiso de entregar 40 millones de mascarillas médicas.

Otro de los grupos más importantes en marcas de lujo es Kering a cargo de François Pinault quién es dueño de firmas como Gucci, Saint Laurent, Balenciaga y más, ha hecho diversas donaciones a la Fundación de la Cruz Roja de Hubei en China y también a los hospitales de Milán. Al igual, las fábricas de distintas marcas comenzaron a producir batas médicas y mascarillas quirúrgicas.

Sin olvidar a las organizaciones que brindan ayuda a las comunidades afectadas por el coronavirus, la fundación de Tiffany & Co donó $750 mil dólares al Fondo de Respuesta al COVID-19 liderado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), y $250 mil dólares a una organización en Nueva York. Prada ha brindado apoyo a los hospitales de Milán con una gran cantidad de unidades de terapia intensiva para los diversos tratamientos de los pacientes con este virus y en sus fábricas se produjeron ropa para uso médico. 

La marca italiana Moncler donó para la construcción de un hospital en Italia y para que existan 400 unidades para dar terapia intensiva. Donatella Versace también ayudó a la Cruz Roja China con suministros médicos y a los hospitales en Milán. 

En cuestiones académicas, Dolce & Gabbana apoyo a la Universidad Humanitas para contribuir al proyecto de investigación contra la lucha del COVID-19. Maison Valentino y Balmain donaron un millón de euros al hospital temporal que montaron en Madrid, España pasa los enfermos de coronavirus.

Otros diseñadores están apoyando con ropa especializada  para los médicos, como Mulberry que entregó un gran lote a los hospitales de Reino Unido, o Sandro Paris que con todas las telas de colecciones anteriores produjeron tapabocas para hospitales, además de ofrecer desayuno al personal médico. 

Fast Fashion

Las grandes tiendas de fast fashion también se han solidarizado como H&M que ha donado mascarillas y más de 16,000 artículos a las Cruz Roja en España. Inditex se ha comprometido a donar cada semana material médico a los hospitales en España, además de ofrecer sus fábricas y logística al gobierno español para combatir el virus. 

Relacionado