Moda, Tendencias, Estilos. Compras y experiencias en la red

Arte, moda y juventud perdida: Recorrido por la obra de Inés Maestre

Los proyectos desarrollados por los jóvenes creadores españoles se mueven por las redes sociales y circulan como la pólvora gracias a una conquista de corazones (AKA seguidores), que les permite romper una frontera tras otra. La ilustración es una disciplina que ha visto una salida en el ciberespacio debido a unas plataformas que dan una visibilidad  notable con respecto a los últimos años. Dicho esto, Inés Maestre ha sido una de las bendecidas por la web 2.0.

Inés Maestre

Autorretrato de Inés Maestre – INSTAGRAM

La fusión entre arte, diseño gráfico y moda han hecho de Inés Maestre una de las ilustradoras actuales mejor valoradas de España. Con un pie en Madrid y otro en Londres, empezó a marcarse hueco en la industria con tan solo 23 años. A partir de ese momento, ha expuesto en galerías de arte, diseñado para Inditex y colaborado con marcas como Citroën. Plasmando su buen gusto sobre una tableta gráfica, su obra representa un concepto del arte de lo más personal, donde destacan la inseguridad de la juventud y el amor hacia el mundo de la moda.

Inés Maestre cursó diseño de moda en Madrid y finalizó sus estudios en 2015. Por aquel entonces, ideó algunas prendas para Inditex, pero continuó plasmando su creatividad a través de otras vías. Así, comenzó a realizar ilustraciones que terminaría publicando en redes sociales, lo que la llevó a ser más conocida en plataformas como Instagram, el principal espacio donde mostró sus creaciones. Su estilo comenzó a ser reconocido mientras su perfil se viralizaba rápidamente. Si su Instagram se caracterizaba, en sus inicios por contener fotografías de sus gatos y hacer tributos a artistas como David Bowie, ahora pasaba a ser un muro virtual reaprovechado para expandir su arte bajo el nombre de Inestable, juego de palabras que nace de la unión entre su nombre y el estado de ánimo que invade a sus primeros personajes, atrapados en los estragos de su condición teen.

ILUST1

Ilustración de Inés Maestre – INÉS MAESTRE

Se marchó a Londres y allí continuó su aventura. Como ella ha expresado en más de una ocasión, se marchó para “probar suerte”. Fue allí donde expuso en una galería su primera serie de pinturas, ‘Prom’. Se estrenaba en el museo Monkey Garden y, a partir de ahí, su trayectoria no hizo más que ir hacia arriba. Ilustradores contemporáneos valorados y muy activos en las redes, como Albert Soloviev, comentaban sus publicaciones ensalzando la calidad de su obra. Otras influencias del mundo de Twitter e Instagram, como Bárbara Arena, también plasmaban su agrado a través de comentarios, un aspecto ventajoso a la hora de llegar a más público. Sus trabajos empezaron a ser comentados entre los modestos espacios online especializados en el área cultural, como CURADORMAG.

A partir de 2016, Maestre empezó a colaborar con grandes marcas y a ofrecer entrevistas a diarios generalistas, como EL PAÍS. En 2017 respondió unas preguntas para la revista VOGUE y, donde se habló de sus trabajos desde la perspectiva de la moda. Más adelante, pasó a diseñar para dicha empresa y se incorporó en la industria de la moda por medio de su arte. A partir de ahí, se lanzó a realizar encargos para Louis Vuitton y entidades culturales de gran calibre a nivel nacional como el Museo Thyssen.

En 2018 su trabajo pertenecía a un nombre, y no un nombre cualquiera: Maestre ya se había hecho hueco y lo demostró cuando volvió a Inditex. Esta vez, la artista no se dedicó a diseñar estampados, sino que su función se basó en ilustrar a las modelos de Pull and Bear con las prendas de la temporada de invierno, permitiendo así la posibilidad de crear una original estrategia de marketing. Lo mismo hizo para la colección de primavera-verano de Uterqüe, denominada ’10 Mujeres, 10 Ciudades, 10 Años’. Otros proyectos desempeñados durante esta etapa van de la mano de firmas de moda como Marc Jacobs, Armani, Balenciaga e, incluso, otro tipo de empresas ajenas a este mundo, como Citroën. Sus aportaciones han provocado que se le compare con grandes artistas contemporáneos como Ignasi Monreal, que también se dedicó a ilustrar moda para Gucci.

En noviembre de 2018 se anunciaron sus proyectos más recientes, como ‘Madrid Sensorial’. Una iniciativa de Swatch Cities Madrid donde se recorren, de manera abstracta, los rincones de la ciudad centrándose en el buen uso de la luz. Además, la ilustradora también estuvo presente en la entrega de premios de la revista Fashion and Arts, celebrada en el museo Thyssen. La ilustradora realizó pinturas inspiradas en algunas de las obras expuestas en el centro museístico.

UHU

Ilustración de Inés Maestre – INÉS MAESTRE

Arte y moda, de la mano

La obra de Inés Maestre se caracteriza por el uso de la tableta gráfica para realizar pinturas digitales que simulan técnicas como el óleo y la pintura acrílica. Por otro lado y con menor frecuencia, se inclina en las esculturas y los collages. El mundo que proyecta en sus trabajos remite a una atmósfera de melancolía en la que los protagonistas siempre son adolescentes perdidos en sus pensamientos sobre posiciones corporales pasivas y miradas fuera de campo, fuera de sí. Esta idea se ve sobre todo en sus dos primeras series, ‘Prom’ y ‘Heroes’.

Ya sea por la técnica como por el concepto de su obra, es comparada en numerosas ocasiones con Hopper. De hecho, a partir de 2016, la artista era presentada como ‘la Hopper’ de un pesar de marca millenial. Maestre confiesa su admiración por el pintor, pero incluye en sus influencias a otros artistas como David Hockney y Lucian Freud.

HGUG9

Ilustración de Inés Maestre – INÉS MAESTRE

Más adelante, se lanzó a pintar otro tipo de retratos para las campañas publicitarias y las exposiciones, pero sin dejar de lado los toques personales, como la predominancia de los colores vivos. Paralelamente a estos proyectos, pintó a partir de 2016 las series ‘I’m Not Bored Yet‘ y ‘Los Malos’. Sobre todo en esta última, se hace patente la atracción que siente por la cultura estadounidense y las actitudes transgresoras de otras épocas, representando en este caso algunas señas de identidad de los jóvenes de aquellos años, además de ideas propias de la Generación Beat en los años 50. De hecho, en una entrevista de 2016 para el diario EL PAÍS, afirmaba que este movimiento “se dedicó a romper con lo establecido”, aspecto fundamental en sus trabajos. El tratamiento de temas como el sexo o las drogas se traspasó a la actualidad y, de esta manera, trató en repetidas ocasiones la adicción a la comida rápida por medio de símbolos, como el del logo de McDonald’s.

Inés Maestre se ha guiado por sus dos pasiones y ha conseguido dar con una novedad admirada y perseguida por muchos, porque ha demostrado la capacidad para dejar atrás el antes para creer en el después.

JB

Ilustración de Inés Maestre – INÉS MAESTRE

Relacionado