Moda, Tendencias, Estilos. Compras y experiencias en la red

ANAM, MARCA DE ROPA CONTEMPORÁNEA 100% MEXICANA.

¡¡¡HIJOOOLEEE!!! CUANDO SE TRATA DE ROPA SOY TODO UN TEMA, ¡Qué digo un tema! ¡Un desastre!!! Háganse un favor y nunca pero nuuuunca, aunque ponga la mirada más tierna, acepten ir conmigo a comprar una blusa o similares. Puedo literalmente pasar todo un día recorriendo tiendas y si bien te va, regresaremos al mismo punto de partida para adquirir quizás algo.

Mejor probablemente sea acudir con una experta en el tema quien seguramente sabrá darte una muy buena asesoría de lo que te sienta bien para determinada ocasión, así como dónde adquirir las prendas adecuadas, a esto y más se dedica Ruth Martínez Cabello, Consultor de Imagen, quien actualmente también une esfuerzos con Maité Autrique para crear juntas su propia marca de ropa mexicana contemporánea.

Ruth, proveniente de San Luis Potosí, desde pequeña tuvo gran facilidad para las manualidades y mucha inclinación hacia la pintura, misma que estudió en diferentes talleres por cerca de 12 años.  Le encantaba crear figurines e imaginarse después como podría ser la pieza puesta:

“¿CÓMO UNA IDEA QUE LA TIENES EN TU CABEZA, LA PONES EN PAPEL Y LUEGO LA PUEDES CONVERTIR EN ALGO REAL PARA PONERTE? ¡ME ENCANTA!”.

Por un problema de salud, tuvo la necesidad de ejercitar su memoria por lo que decidió aprender francés y una vez encarrilado en ello y su gusto por el diseño de moda, habla con sus padres para poder realizar una estadía en Francia con la idea de reforzar el idioma y al mismo tiempo aplicar para  L’institut Marangoni, Escuela Especializada en Moda en París.

Así es como durante un año aprende con grandes maestros de primera mano todo el desarrollo que con lleva este medio, donde los maestros independiente de su docencia, están totalmente involucrados en el medio: Diseño, pasarelas, marketing, etc. resultando un curso sumamente completo.

“FUE UN AÑO MUY INTENSO.  CONOCÍ LO BUENO Y MALO: LA PARTE ARTÍSTICA Y LA COMERCIAL, LO SUPERFICIAL Y LO AMIGABLE”.

Al regresar a México y ya con todo el bagaje cultural que había adquirido, al no encontrar una escuela adecuada de moda que la convenciera, opta por realizar una Licenciatura en Imagen Pública, la cual le sienta bastante bien porque le permite desarrollar toda una parte creativa así como estratégica.

Al finalizar sus estudios, es contratada por la cadena de Liverpool dentro de la editorial en el área de marketing y contenidos:

“APRENDÍ MUCHO AHÍ, ES LA 2ª REVISTA CON MÁS TIRAJE A NIVEL NACIONAL”.

20181213_130623

Por otra parte Maité, se dedicaba a la economía, lo suyo es sin duda los números y durante un viaje a Oaxaca y como amante de las artesanías, simplemente no le cuadraba lo que pagaba en comparación con la mano de obra que cada pieza tenía. Por lo que le entró una gran inquietud de iniciar algo tras un comentario que recibe de una tía de su exnovio:

“TIENES MUCHAS COSAS MEXICANAS, ¿TE DEDICAS A ESTO?”,  y como si fuera una iluminación divina al día siguiente literalmente comenzó a moverse para saber que tenía que realizar algo al respecto y, como buena economista, calculó cual sería el tiempo adecuado para renunciar a su automático trabajo y dedicarse de lleno a algo que la satisficiera muchísimo más.

Con un gusto por lo textil y en busca siempre de piezas únicas al vestirse, sabía que su camino ahora tendría que ser por la industria de la moda con evidente diseño mexicano y al desconocer por completo este rubro, es como recurre a su gran amiga Ruth para que la asesorara más al respecto.

“SE RIÓ DE MI POR MI ÁMBITO OPUESTO.  ME HABLÓ EN CHINO, ME QUEDÉ IGUAL, NO SÉ COMO VOY HACERLO”.

Ruth – “TRANQUILA, TE VOY A AYUDAR”-

Sin ninguna idea propia por donde empezar, juntas comenzaron a poco a poco a ser una gran mancuerna e involucrarse en el tema sin dejar sus respectivos empleos que cada una tenía en ese entonces, en el entendiendo que una cosa era el diseñar para ti y otra muy diferente sería enfrentarse a cuántas piezas, medidas, tiempos, financiamientos, logística, imagen, etc. Como todo, al principio les resultaba complejo y sin embargo, Maité comenta que desde que tuvo la idea en su cabeza, simplemente supo que DEBÍA seguir su instinto:  Comenzar a tocar puertas y de esa manera, aún en los momentos más críticos de querer tirar la toalla pero mucho más entusiasmada por el deseo de cumplir su sueño, poco a poco surgieron las cosas y comenzaron a llegar las personas adecuadas.

Así fue como llegaron a una fundación que los apoyo para estar en contacto con artesanas textiles y que fue la mejor forma para mediar y transparentar todo entre las artesanas, con un pago justo y su proyecto personal de vida. Y con los conocimientos de ambas, tanto Ruth en la parte artística y Maité en la numérica logran fundar ANAM (Tierra en Tenek), Moda Contemporánea Mexicana con ya más de un año y medio de operación en showroom, ferias y ventas por internet.

Yo me voy fascinada de platicar con ellas y percatarme que hay mucho más colores que el negro (en todas sus variantes) que también me pueden sentar muy bien.

Sigue sus redes y web:

Facebook e Instagram:

@anambtq

@ruthmcabello.imagenpublica

www.anam-boutique.com

 

 

Relacionado