Moda, Tendencias, Estilos. Compras y experiencias en la red

Aguja, hilo y acción

  • Audrey Hepburn, Carrie Fisher, Julia Roberts, Emma Watson o Keira Knightley han sido algunas de las actrices que han llevado los mejores looks de la historia del cine

14 de octubre ‘Día de la costurera’

La modista francesa, Coco Chanel, decía que la moda no sólo existe en los vestidos. La moda está en el cielo, en las calles, tiene que ver con ideas, la forma en que vivimos y lo qué está sucediendo. Al igual que el cine, esta es una catalizadora de la realidad, por eso, el Séptimo Arte siempre irá unido con un hilo al universo de los patronajes y alfileres.

Para que una película triunfe no es solo necesario una excelente interpretación de los actores y actrices, una buena trama y una bien escogida banda sonora sino también el vestuario juega un papel importante en el éxito o en el fracaso de esta. Con motivo del Día de la Costurera, ponemos en valor el trabajo de las personas que confeccionan las prendas, especialmente, cinematográficas, ya que al igual que los cineastas con sus obras enteladas cuentan maravillosas historias.

La costura siempre ha sido un mundo de mujeres, pero, con el paso de tiempo, cada vez hay más hombres tejiendo porque la moda no entiende de género, de raza, ni de orientación sexual. Desde que este gremio surgiera en el reinado de Luis XIV, los tejidos, las maquinas y los procedimientos han ido evolucionando y adaptándose a los nuevos cambios como los profesionales de este sector.

Ya que se complementan, el cine es uno de los perfectos escaparates para mostrar a la sociedad las obras de arte de los modistas. Muchos de ellos han trabajado en el Séptimo Arte dentro y fuera de la pantalla. Por esto, desde El cajón de sastre Geek, no queremos perdernos la celebración de este día. Por eso, destacaremos algunos de los looks icónicos de la historia del cine. Como diría la presentadora y periodista, Raquel Sánchez Silva, en el programa de ‘Maestros de la Costura’, “coser y cantar, todo es empezar”.

El Givenchy de ‘Desayuno con diamantes’

Audrey Hepburn en ‘Desayuno con Diamantes’.  Gtres

Nuestra primera parada es en el atelier del diseñador francés, Hubbert Givenchy. De la imaginería y de los patrones de este artista surgió, según Daily Mail en 2010, “el mejor vestido de la historia del cine”.

La embajadora de esta marca fue la celebre actriz estadounidense, Audrey Hepburn, que lució un vestido de satén negro en ‘Desayunos con diamantes’, convirtiéndolo en unas de las prendas favoritas y deseadas por los amantes del cine y de la moda. Tanto fue así que es el segundo artículo subastado más caro de una película (pagaron 807.000 dólares por él).

Esta obra de arte está formada por dos partes: una falda de tubo hasta los pies con una abertura lateral y un cuerpo de vestido cerrado por delante y abierto por detrás. Si este no era ya elegante con los brazos al descubierto, se completó con un collar de perlas, una tiara, unos guantes negros largos, unos zapatos con clase y una boquilla larga y negra. Gracias a este conjunto, Audrey Hepburn se convirtió en un icono de la moda.

El vestido rojo de ‘Pretty Woman’

Julia Roberts en ‘Pretty Woman’. Cortesía

Pasamos de un modista a una diseñadora de vestuario estadounidense que ha trabajado en varios proyectos cinematográficos. De entre todos sus diseños, destaca principalmente el vestido que convirtió a Julia Roberts en una princesa de cuento.

Marilyn Vance fue la encargada del famoso vestido rojo de la película ‘Pretty Woman’. Un dato curioso acerca de este es que el director Garry Marshall quería que fuera negro, pero, la diseñadora, según ha explicado en muchas entrevistas posteriores al estreno, “sabía que tenía que ser rojo, así que luché por ello. Gary también quería que fuera un vestido de gala, pero sabía que eso era demasiado, nadie se acercaría a ella con un vestido oscuro.

Este vestido legendario, replicado, vestido por otras actrices y expuesto en diferentes museos, tiene un escote tipo Bardot, dejando los hombros al descubierto de Roberts y destacando su figura, ya que no tiene hombros anchos. Para que Richard Gere hiciera la broma del cofre del collar y callera rendido a los pies de ella, tuvieron que elegir meticulosamente los guantes de color blanco, las joyas, e incluso, el peinado. En esencia, la ‘novia de América’ se convirtió en una elegante ‘pretty woman’.

El amarillo sedoso de ‘La Bella y la Bestia’

Emma Watson en ‘La Bella y la Bestia’. Disney

Dejamos a una princesa de un cuento realista a una joven feminista e inteligente, que nos enseñó que “la belleza está en el interior”. Esta idea aparece reflejada en el vestido diseñado por la británica Jacqueline Durran.

La actriz estadounidense, conocida por ser Hermione en ‘Harry Potter’, Emma Watson, quería que su vestido de baile para la cinta ‘La Bella y la Bestia’ fuera no pesado y fiel al de la película de animación de Disney, ya que quería sentirse ágil a la hora de ejecutar los pasos del vals.

Entre miles de telas y patronajes, Jacqueline Durran eligió una obra de arte de seda satinada amarilla con una última capa de plumas, flores bordadas y pintadas a mano, con cristales de Swarovski. Además, se eliminó el corsé para empoderar al personaje y se pusieron botas en vez de bailarinas para que la actriz tuviera total libertad para bailar. Todo esto salpicado con plumas en el pelo a juego con el vestido.

Pensareis que hay vestidos más elegantes en las películas de Disney pero es que ‘La Bella y la Bestia’ y Audrey Hepburn son mi perdición. Así que si o si debían aparecer en esta lista de moda.

El bikini sexista de ‘Star Wars’

Carrie Fisher en ‘Star Wars’. Lucasfilm

Al igual que el cine, la moda también es criticada y puede ser querida u odiada. A nuestro próximo look le ocurre principalmente esto, es decir, es querido por los fans y odiado por la propia actriz que lo llevó porque era “completamente sexista”.

La actriz Carrie Fisher tuvo que llevar como la Princesa Leia un bikini muy sensual pero nada empoderado. Este diseño fue realizado por la diseñadora de vestuario Aggie Guerard Rodgers, que eligió una obra de arte controvertida y de metal duro con poca tela para tapar.

Cabe destacar que en la época en la que se rodó la película las mujeres en el cine debían mostrar su cuerpo si no es desnudo, casi, porque eran tratadas como objetos de deseo. La actriz le dio un consejo a las próximas interpretes de la saga afirmando que “no seáis esclavas como yo. Seguir luchando contra ese traje de esclava.

En relación a esto, cabe destacar que se debería preguntar no solamente a las actrices en los festivales de cine sobe sus vestidos sino también a los actores por sus trajes y esmóquines, ya que ellas están ahí por su trabajo no para ser objetos observables. Por esta misma razón, la actriz Cate Blanchett, en medio de una alfombra roja, exigió a un cámara que no enfocara a su vestido, sino a su cara.

El verde Jaqueline Durran de ‘Expiación’

Kira Knightley en ‘Expiación’. Corden Press

Como he destacado anteriormente, Jaqueline Durran es una de las diseñadoras de vestuario más importantes de la historia del cine. Ha ganado numerosos premios como el Oscar por ‘Mujercitas’, pero, el diseño que vamos a destacar a continuación es completamente distinto y de otra época.

La actriz británica Kira Knightley, popularmente conocida por salir en ‘Los Piratas del Caribe’, llevó un vestido de Durran en la película dramática ‘Expiación’. Este era un conjunto verde esmeralda, que aunque no era fiel al periodo de los años treinta, tenía referencias.

Lo mas curioso de este vestido verde botella, inspirado en las fotografías de Henri Lartigue, concretamente, en un retrato de la modelo Renée Perle, es que juega con el cromatismo, es decir, es más claro en las primeras escenas y más oscuro cada vez que avanza la trama.

Como habeis visto en este breve repaso por la historia de la moda cinematográfica es que el vestuario es clave y es un personaje más en la historia. Por lo tanto, hay que saber elegir bien la moda y cuidarla, pero, esa labor le corresponde a los diseñadores y costureras. En esencia, hay que seguir reivindicado la labor de estos profesionales del hilo y el alfiler porque la moda “no es coser y cantar”.

Relacionado