Moda, Tendencias, Estilos. Compras y experiencias en la red

¡A lo Marilyn!


Y Marilyn dijo… ¿Red? Of course.

Bueno, realmente, no creo que dijera nada de eso, pero sí lo dejó bien claro con su cambio de estilo. De pequeña modelo al gran ídolo que es hoy en día, pasando por las controversias en las que se vio envuelta. Pero, no hablaremos de eso, no…, sino de esos labios rojos que tanto la caracterizaron, a ella y a otros iconos como Sophía Loren, imponiendo así un estilo muy italiano, aunque también sabemos que es muy francés…, ¿no?


Rojo pasión

Sí, un rojo muy fuerte, ni muy oscuro, ni muy claro…, sino fuerte, un rojo vivo, la pasión que tanto nos gusta enlazar con este color. Ya sabes que hay muchos colores que derivan del rojo, vamos, de la misma paleta o gama, pero ella se decantó por ese rojo vivo que la ha caracterizado durante tantos años.

¿Un rojo más… nude?

Bueno, el rojo, rojo, no entraría dentro de lo considerado como estilo nude, pues esto va más en concordancia al color de tu piel, sea como sea, es una especie de efecto en contrario a la extravagancia, más sencillo y desnudo.

Aunque, si quieres acercarte a un rojo que simule una especie de efecto nude, prueba con un tono más claro, si tienes la piel clara, pálida o rosada, para que vaya en armonía con tu tono natural, y un tono más o menos oscuro si tienes la piel morena, aceitunada, negra…, bueno, ya me entiendes. Esto es, no por cuestiones extrañas, sino por mantener esa armonía entre el maquillaje que quieres intentar hacer pasar por este efecto nude y tú, totalmente al natural.

¿Un rojo… muy, muuuy rojo?

El mal llamado por muchas y muchos como rojo putón (y siento esto, de verdad), es ese rojo más chillón que puedas ponerte. Ese rojo era, por ejemplo, el que llevara Monroe, un color que no pasaba desapercibido en ella por su tono de piel natural. Para según y quienes, un rojo muy rojo puede ser una tonalidad de rojo muy oscura, no un color marrón puerta, sino un granate. Éste haría el efecto contrario al del apartado anterior, pues daría más volumen a tus labios, según y cómo quieras maquillártelos, y haría que todas las miradas fueran a ellos por tener ese efecto tan llamativo.

Personalmente…

…No es que me haga mucha gracia un rojo muy llamativo, ya que yo camino más por esa tendencia del nude. Tampoco me gusta que la atención se centre en los labios cuando hay partes de mi rostro que puedo explotar más. Aaaaaunque, para según y qué ocasiones, muy rara vez, he querido destacar esa parte de mí con un color tan expresivo como éste.

Si por mí fuera, los rosados me encantan y, a pesar de que no uso prácticamente maquillaje… (realmente, nada salvo cremas, colorete y máscara de pestañas), el rojo nunca decepciona y, si conjuntas con prendas de color negro o neutras, destacará muchísimo ese rasgo facial.

#mokkablog

Relacionado