Moda, Tendencias, Estilos. Compras y experiencias en la red

A LA MODA, LO QUE TE ACOMODA

Por Alexa Rivera

¿Alguna vez haz sentido que no tienes nada que ponerte, porque no te quieres ver como foto llevando siempre lo mismo? Recuerda que siempre se puede hacer mucho con muy poco, el único límite es tu imaginación, así que te daré unas pequeñas recomendaciones a la hora de hacer un outfit. Si eres un galante caballero es sencillo; agarra la primera camisa o cosa que encuentres a la vista, después de eso parte lo demás, recuerda los pantalones de mezclilla son básicos y no pasa que repitas una o dos veces por semana, nadie se dará cuenta, solo recuerda rociarles un poco de loción y si te levantaste tarde para peinarte, basta con una gorra para disfrazarlo y hasta te verás un poco misterioso e interesante.
Por otro lado, para las señoritas elegantiosas que quisieran verse un tanto diferentes, no duden en probar combinaciones que no habían visto, ni pensado anteriormente. Atrévanse a jugar con sus outfits, hasta podrían ponerse una camisa de hombre aunque les quede grande, recuerden que un buen nudo al frente tipo de vaquerita siempre se ve bien y llega a dar un buen realce a tu cintura, pero siendo suficientemente bombacha como para disimular un poco la pancilla.


Unos pequeños pero grandes tips que no puedes estar revelando con nadie son:


1. “Oye, sorry, no me quedó”

Puedes comprarle ropa barata a tu amiga o alguna persona que venda en tu escuela y, como son conocidos, te va a prestar la ropa para que te la lleves y te la pruebes. Procura hacerlo los fines de semana, por si llegas a necesitar ropa nueva la puedas estrenar sin problemas, pero no sin antes disfrazar un poco la etiqueta que le vas a dejar para que no la vean en tu evento social y pases desapercibida pero sólo por el precio, y no por el outfit súper chick que vas a traer. Recuerda también no estar cerca de personas que fuman y también ten mucho cuidado cuando alguien tenga una bebida cerca, para que no tenga ni un pequeño rastro que pueda delatarte de que la traías puesta. Por último, llegando de la fiesta, déjala oreando en la ventana o en frente de un ventilador para que se le vaya cualquier tipo de olor que sé le pudiese haber impregnado un poco y ahora sí, quedó perfecta para que el lunes se la puedas regresar intacta, como si nada hubiera pasado, y decirle a tu amiga: “oye, sorry, no me quedó”.


2. Lo retro está de moda

Recuerda que la moda siempre regresa, así que si llegas a ver ropa de tu abuelita o de tu mamá y sus viejos tiempos, nunca dudes en adueñártela para que después puedas hacerte un outfit súper auténtico, aunque un poco ochentero.

3. #Todossomosestudihambres

También trata de desechar lo que ya no quieras o lo que ya no te queda, y, si lo haces, trata de al menos donarlo para una buena causa, ya que no sabes la ayuda que le podrías hacer a otro estudihambre.


4. Don’t play safe

Por último, nunca temas en utilizar ropa un tanto masculina, si eres mujer, o un tanto femenina, si eres hombre, nunca sabes si ese estilo te pueda quedar o agradar si no lo pruebas. Para ser un estudihambre de caché es necesario atreverse a inventar combinaciones porque es ahí cuando podrás sacar tu verdadero estilo.

Relacionado