Moda, Tendencias, Estilos. Compras y experiencias en la red

6 señales infalibles que indican que serás despedido

En mis casi 20 años de experiencia corporativa previa a ser emprendedor, fui despedido 4 veces.

A pesar de ser un profesional destacado como un gran colaborador, recibiendo incluso sendos reconocimientos. Nada de eso sirvió a la hora de la verdad.

En este artículo te entrego las lecciones que aprendí de esas experiencias, ya que en todos esos casos logré identificar señales claras de que el desempleo estaba por tocar a mi puerta.

a) Situación de la empresa

Por mucho que seas un empleado excepcional, si la empresa no va bien, no puedes sentirte seguro.

Trabajaba en PriceWaterhoseCoopers cuando se anunció la venta de la compañia a IBM.

Todos los socios y gerentes estaban vueltos locos buscando dónde moverse, así que la cantidad de proyectos nuevos bajó muchísimo.

Pasaba mi día estudiando, porque no había trabajo. Anunciaron que un 20% de la plantilla sería despedida. Fui uno de ellos.

Empresa en venta, quiebra, fusión, etc. Si no estás en un área clave, o estás pasando por un período de baja ocupación: peligro.

b) Relación con tu jefe

Tuve muy buenos jefes en mi vida. Compartíamos estilos de liderazgo, había buena comunicación. Hicimos grandes cosas. Lindos recuerdos de ellos.

Pero también tuve un par de experiencias para el olvido. Estilos distintos, mala comunicación, discusiones frecuentes. Me sentía sub valorado y me refugié en mi equipo.

Trataba de pasar el menor tiempo posible con mi jefe y eso no hacía más que empeorar las cosas.

Si tu jefe no tiene una buena relación contigo, eso puede terminar sólo de dos formas posibles: o te vas, o te echan. Así de simple.

c) Las cosas parecen mejorar

Si tuviste una mala relación con tu jefe, pero aparentemente las cosas están mejorando, cuidado!

Las cosas no mejoran por arte de magia. Algo sucedió.

Si tu jefe solía reclamar por los indicadores de gestión, por tus continuos retrasos, por los problemas de ti o tu equipo, y de repente, como si se hubiera transformado en otra persona, deja de gritarte, se toma las cosas con calma, no discute contigo, aun cuando los indicadores siguen en rojo, no es porque confíe en que lo vas a solucionar.

Es porque él ya lo solucionó por ti : encontró tu reemplazo.

Así que atención, si esta es la señal que recibes, lamento decirte que dependiendo de la velocidad con que el área de selección de personal de tu empresa funcione, puede quedarte muy poco tiempo.

d) Evaluación de desempeño

En teoría, la evaluación de desempeño es un instrumento que, bien utilizado, puede permitirte desarrollar el potencial tanto tuyo como de tu equipo.

No obstante, en un número no menor de casos, esta herramienta se utiliza simplemente como respaldo para justificar un despido (o un ascenso).

Una mala evaluación de desempeño, sumada a alguna de las otras señales mencionada en este artículo, puede ser un indicador de que tu fin en esa organización está muy cerca.

e) Alerta de sistemas

Aún cuando muchas de las cosas que hace el área informática hoy día se manejan de forma centralizada y remota, en algunos casos requieren de tu colaboración directa o indirecta.

Recuerdo en una oportunidad que un ex supervisor de una empresa donde trabajaba se quejó con nosotros porque no había podido enviar emails durante toda la mañana. Su casilla estaba bloqueada.

Una hora después, estaba en la oficina de recursos humanos recibiendo su finiquito.

En uno de mis últimos empleos, me pasó algo similar: el miércoles me avisó el responsable de sistemas que instalarían un nuevo aplicativo en mi equipo, que se lo dejara cuando saliera a almorzar.

Volví de almuerzo y al revisar el equipo no tenía ninguna aplicación nueva. El viernes de esa misma semana, me estaban notificando.

f) ¿Qué hace él aquí?

Cuando tienes un cargo de responsabilidad, la empresa debe tomar algunos resguardos para asegurar la continuidad operacional.

Dependiendo de la complejidad de los procesos que estén bajo tu responsabilidad, será necesario hacer un levantamiento detallado o bien participar en algunas actividades clave.

Proyectos de auditoría, mejora de procesos u otros pueden tener como objetivo principal o secundario, el proporcionar ese levantamiento detallado previo al despido.

Recuerdo cuando trabajaba como ingeniero de procesos que me pidieron efectuar un proyecto de levantamiento detallado del proceso de pago de comisiones a los agentes de venta.

Estuvimos trabajando poco más de tres meses : flujo de proceso detallado, mejoras en los sistemas de soporte, rediseño fases críticas, etc.

Cuando terminamos, mi jefe me preguntó : ¿Estás seguro que lo sabemos todo? ¿Cada detalle?

Sí, le respondí. ¿Por qué?

Hoy despiden al responsable.

Me senti muy mal, pero me sirvió para darme cuenta como operan las organizaciones.

Unos años después, me tocó estar del otro lado. El área bajo mi responsabilidad fue auditada.

Me citaron a una reunión donde el auditor presentaría los hallazgos.

Para mi sorpresa, en la sala de reuniones, además de mi y el equipo de auditoría, se encontraba el jefe de otra área, que no tenía ninguna relación con el proceso.

Cuando lo vi allí, entendí que mi final estaba cerca y supe quien se haría cargo de mi equipo. Y así fue.

Si has descubierto algunas o varias de estas señales, puede ser que se acerquen tiempos de cambio, así que la gran pregunta es: ¿qué piensas hacer al respecto?

La peor estrategia que puedes adoptar es la de simplemente esperar.

Ponte en acción! Ya sea para revertir la situación dentro de la empresa, o bien, ponerte a buscar desde ya tu próximo desafío profesional.

No descartes la opción de iniciar tu carrera independiente. Tal vez este resulte ser el empujón que te faltaba para hacer realidad ese negocio que venías pensando hace tiempo!

Te deseo mucho éxito cualquiera sea el camino que decidas tomar, y por supuesto te invito a seguir revisando otros artículos de mi Blog que te pueden inspirar para iniciar tu propio emprendimiento!

Relacionado