Moda, Tendencias, Estilos. Compras y experiencias en la red

6 formas de lucir tus vestidos de verano y destacar entre las demás

1-Si tienes un exceso de peso importante, siempre trata de elegir prendas monocromáticas en colores neutros para estilizar la silueta. Puedes usar estampados, pero evítalos en las zonas de mayor conflicto visual.

2- sabes cuáles son las zonas a las que no quieres atraer miradas y cuáles son tus puntos fuertes. Y si no lo sabes, mirate con sinceridad y amor al espejo para descubrirlas o preguntale a tu pareja o a tu amiga de confianza, sin miedo. ¿Qué es lo que más te gusta de vos misma? ¿Ojos, cabello, manos, escote? Hacia esas zonas deberás apuntar toda tu artillería y destacarla con accesorios, make up y color

3-En el verano, los solercitos o las maxi faldas son las prendas infaltables en el vestidor y resultan de gran ayuda para neutralizar el volumen corporal.

4-Toda la ropa que uses tiene que ser del talle adecuado para ti. Los talles más grandes y sueltos te desfavorecen con el odioso efecto carpa y los talles chicos te comprimen y hacen que las partes que no están bien sujetas dentro de la ropa, sobresalgan por otro lado, con un desagradable “efecto chorizo”. Sí o sí usá tu talle y no te preocupes si es L, XL o XXL. Si es el tuyo no lo dudes: te va a quedar bien.

5-Aunque es verdad que visualmente los colores oscuros achican y los claros agrandan, también es cierto que los colores vivos te permiten lucir más radiante y bella. Por eso, no los descartes y armate de varios equipos de blusas en los tonos que te favorezcan y leggins de tonos neutros.

6-Elegí los escotes bien diseñados como el corazón, el bote o el escote en V. El redondo solo favorece a las mujeres de cuello muy largo y delgado así que es poco probable que resulte indicado para mujeres con kilos extra. Pero es cuestión de probártelo y ver cómo se adapta a ti.

Relacionado