Moda, Tendencias, Estilos. Compras y experiencias en la red

5 Tendencias de joyería 2021

En la bolsa

La reducción de Le Chiquito, la bolsa de Jacquemus, culminó como aretes y collares calados de oro en la soñadora presentación de Jacquemus en la pasarela de 2021. No fue el único que convirtió los bolsos de mano en joyas. Chanel también presentó colgantes y dijes con la forma del icónico bolso acolchado de la maison, mientras que Louis Vuitton transformó sus baúles con monograma y bolsos de cuero en llamativos brazaletes y collares.

Piedras Naturales

Acne Studios exhibió aretes de cobre de gran tamaño y gargantillas en formas orgánicas, que parecían desenterrados de un sitio de excavación. Chloé también siguió la misma idea, pero presentó una variedad mucho más refinada de brazaletes que se asemejaban a piezas de la Edad del Bronce. Mientras tanto, Valentino llevó la técnica a la era moderna, agregando pequeños surcos a sus exclusivas joyas con tachuelas.

Vamos a la playa

Para la temporada de primavera de 2021, una gran cantidad de marcas exhibieron joyas ideales para unas vacaciones en un yate o en la costa. Christian Dior presentó collares y brazaletes multicolores trenzados con perlas y conchas de café. Versace mostró una Atlántida virtual, completa con gargantillas de neón, aretes de estrellas de mar y vibrantes pulseras con cordón. Y Etro amontonó cuentas de playa en collares de oro y aros.

Cadenas en todo

Desde Victoria Beckham y Brunello Cucinelli hasta Brandon Maxwell y Hermès, las cadenas tiene que ser grandes y estar a cargo. En la pasarela, fueron audaces y llamaron la atención. Ya sea con un coqueto slip de seda, complementando una blusa elegante con recortes o combinada con una cazadora, los diseñadores demostraron que las cadenas funcionan para una variedad de estilos. E incluso si la próxima temporada trae una selección más delicada, ten la seguridad de que las cadenas volverán una y otra vez. Están aquí para quedarse.

Aretes largos

Desde Londres hasta París, las marcas de diseñadores presentaron una variedad de aretes que todos dejaron caer, caer, caer lo más bajo posible. Saint Laurent, por ejemplo, exhibió aretes inspirados hechos de resina y metal con postes en forma de flor. Simone Rocha ofreció candelabros ornamentados hechos de cuentas blancas que parecían perlas. Y Paco Rabanne reinventó sus característicos vestidos de cota de malla en aretes que rozaban los hombros.

Referencia: Harper’s Bazaar

Relacionado