Moda, Tendencias, Estilos. Compras y experiencias en la red

5 maneras de crear tu propio estilo de ropa vintage

No es fácil resistirse a las prendas más en boga, pero, como se suele decir, en la variedad está el gusto y no es imprescindible seguir al pie de la letra todo lo que dicta la última moda de turno. Por eso, te proponemos distintas maneras de combinar algunas prendas icónicas de épocas pasadas con ropa actual y, así, conseguir una mezcla única que ayudará a definir tu personalidad en la moda, así como a divertirte con ella y llegar a crear tu propio estilo de ropa vintage.

Todas sabemos que las modas son cíclicas y que todas las tendencias, tan fácilmente como se van, vuelven en algún otro momento. El estilo de ropa vintage ha cobrado fuerza en los últimos años, aunque se trata de una tendencia que en mayor o menor medida siempre ha estado entre nosotras. ¿Quién no ha recuperado en alguna ocasión una prenda adquirida por su madre o incluso su abuela cuando era joven? ¿Quién no ha soñado con vivir en una época pasada y lucir los ropajes de entonces?

  1. Vestidos de los locos años 20

Los famosos vestidos de los años 20 que marcaron un hito en la historia de la moda son vestidos de corte recto, no definen la cintura ni caderas, y le dieron a la mujer una imagen femenina renovada. Liberaron a la mujer de los cánones de belleza establecidos hasta el momento que la mantenían ceñida dentro de apretados corsés.

Son una excelente opción para días de primavera en los que empieza a brillar el sol, pero la temperatura todavía no invita a llevar las piernas al aire. Quedan perfectos combinados con cazadoras vaqueras o chupas de cuero que lleguen hasta la cintura.

  1. Blusas de estilo victoriano

Este tipo de blusas tienen su inspiración en la Inglaterra de la Reina Victoria y marcaron toda una época. Se trata de blusas vaporosas que en la mayoría de casos llevan incorporadas chorreras o un fruncido en la parte delantera. Muchas de ellas también tienen los puños fruncidos con unos acabados de encaje. En resumen, auténticas piezas de ropa vintage.

Una blusa blanca de este estilo combina a la perfección con unos jeans claros y le dan un aire de distinción a tu estilo vintage. Solo tienes que encontrar la blusa victoriana que más te guste.

  1. Perlas de inspiración

Hablar de perlas es sinónimo de elegancia y, sin duda alguna, representa el estilo que la diseñadora francesa Coco Chanel llevó al summum. Siguiendo la máxima del menos es más, unos sencillos pendientes de perlas son más que suficientes para darle a tu estilo vintage la dosis necesaria de discreción y sofisticación al mismo tiempo. Además, se trata de un complemento que encaja a la perfección con todos los estilos: desde un vestido de fiesta a un look más casual. Unas buenas perlas (aunque sean de imitación) son el básico casi obligado de todo joyero que se precie.

  1. La elegancia de los años 50

Esta década es considerada como el renacer de la moda y la belleza, y las nuevas tendencias surgidas en esta época son el reflejo de una mujer más segura y elegante. Vuelven los vestidos con cinturas marcadas y trajes que realzan la silueta femenina, en los que los grandes diseñadores de alta costura contemporáneos centran su principal labor dando lugar a un estilo parisino inconfundible.

Una elección fantástica para un día de verano es un vestido con vuelo, cinturilla alta y mangas cortas. El outfit se puede complementar con un cinturón y un pañuelo de satén anudado al cuello. Solo queda que te sientas una parisina más paseando por las bohemias y decadentes calles de Montmartre.

  1. Flores sesenteras

Los estampados geométricos, los topos y las flores acapararon las telas en los años 60 y llenaron de color el vestuario de muchas mujeres y hombres. Fue un periodo de liberación, en la que reinaba el amor libre, y esas sensaciones y ansias de libertad se tradujeron en prendas ligeras y holgadas que permitían el movimiento corporal sin restar un ápice de modernidad y sensualidad.

Apuesta por un vestido de flores de colores y combínalo con unas botas sencillas marrones o negras que no desvíen la atención de la pieza principal. Otra buena opción para crear tu propio estilo de ropa vintage es decantarse por una camisa con patrón geométrico, también de colores vistosos que, conjuntado con una falda o pantalones lisos, te aportará luminosidad y viveza. ¡Lista para bailar!

Relacionado