Moda, Tendencias, Estilos. Compras y experiencias en la red

4 looks que sirven igual para la ciudad y la playa

Hay que ser realistas y reconocer que no tenemos ropa suficiente como para cambiar de estilo en cada puerto o ciudad en la que decidamos atracar este verano. No pasa nada absoluto. Es bueno tener ‘sota, caballo y rey’ para poder crear marca y sello personal a la hora de vestir. Decir James Dean es identificarlo con una camiseta blanca y un pantalón vaquero, hacer lo mismo con Michael Jackson nos trae a la memoria el guante de lentejuelas, los mocasines con calcetín blanco. Personalidades muy marcadas que, por unas cosas u otras has sabido defender un mismo look en cualquier entorno.

Eso es lo que queremos que te pase a ti también. Es decir, que seas capaz de defender una propuesta tanto en la ciudad como en los días de merecido descanso que, estamos seguros, estás a punto de tener. Vamos a seguir contando con propuestas clásicas como las camisetas de algodón o las bermudas e incluso el bañador.Y, por supuesto, con detalles tan cool como llevar la camiseta por dentro del pantalón. Toma nota de todo estos looks y pasa de hacer una maleta cargada de cosas innecesarias.

El perfecto menàge à trois

Se trata de jugar con una camiseta básica blanca, de la que ya sabes todo, junto a unas bermudas y unas chanclas de playa. Esta propuesta puede parecer muy simple a primera vista, pero si analizamos los elementos que la conforman, veremos que hay mucha enjundia tras ella y que se puede adaptar a todo tipo de situaciones. La camiseta debe ser de un algodón algo más sofisticada que a lo que estamos acostumbrados. Que sea buena. De esas que las tocas y te da gustito. No de un algodón semitransparente que no deja lugar a dudas sobre tu silueta. Para las bermudas, apuesta por las que tienen un patronaje más ancho, con un acabado más formal, como bolsillos discretos a los lados o cierre de clip. Las chanclas son el elemento que deberás integrar en el momento en el que tu Casual Friday pase a ser tu Friday Night.

El traje de lino

Funciona siempre sin importar el destino. En las situaciones formales debes llevarlo perfectamente armado con camisa, zapatos, cinturón y todo tipo de complementos que hagan de este diseño el perfecto sustituto del traje clásico. De Delon al Gran Gatsby, o todos los hombres mediterráneos que hacen de este tejido lujoso con caída uno de los elementos clave del verano. Algo así como lo que vemos cada temporada en Pitti Uomo. Una vez que has terminado tu jornada laboral o abandonas la ciudad, es hora de reinventar el look para que funcione también en la playa. No necesitas prácticamente nada, simplemente con abrir el último botón de la camisa lo tendrás hecho. Pero, si te apetece darle un ‘twist’ más potente, la idea es que cambies los zapatos por alpargatas o sandalias y la camisa por una camiseta.

Total look blanco

Combinar el blanco con otros colores para que siempre funcione no es complicado, pero hay que saber hacerlo. El drama puede venir cuando intentas defender un ‘total look’ en este tono en la ciudad. Pueden pasar dos cosas. La primera es que bromeen contigo sobre si vas a hacer la comunión o no. La segunda, que el color de tu piel sea un tono más claro que el de la ropa. Lo cual, créenos, es mucho peor. El denim blanco es fantástico para ir a currar(siempre y cuando el dress code lo permita), al igual que lo son los trajes. Sea cual sea la variante que elijas, tranquilo, siempre queda bien si el tono de blanco es igual arriba y abajo. Ya sea con vistas a tu compañero de enfrente o desde un chiringuito al horizonte.

La versatilidad de la camisa estampada

Esta prenda, que sirvió de regalo para los americanos cuando volvían de su misión por Hawaii, se ha integrado a la perfección como una compañera de oficina más. Sobre las pasarelas la camisa estampada es protagonista absoluta de esta temporada. 

Relacionado