Moda, Tendencias, Estilos. Compras y experiencias en la red

263. Probadores.

He ido a comprarme ropa y me encuentro con que no se pueden usar los probadores. Tendrían que desinfectar cada vez que alguien entra a probarse una camisa y no darían abasto.

La cuestión es que cuando yo era niño, las tallas eran las que eran: una 38 de pantalón, un 39 de zapato… Luego vinieron las L, XL, etcétera, y bueno, era fácil. Pero después vino la Unión Europea con sus rollos y después los chinos, más tarde empezaron que si los quieres Slim fit o qué sé yo y ahora resulta que la medida es Wide and Length, pero en pulgadas. Pásmate… La hostia en vinagre para saber si me tengo que llevar uno u otro.

Al final le he tenido que preguntar a la dependienta, poniéndome los pantalones así, sobrepuestos, y ella me ha mirado con cara de “no sé qué decirte, hijo”.

Ha sido buena estrategia de venta porque me he llevado 2, unos de la 34 y otros de la 36. Luego os cuento si eso.

Relacionado