Moda, Tendencias, Estilos. Compras y experiencias en la red

10 looks con camisa blanca que funcionan ahora y siempre.

Con blazer y vaqueros, con el clásico pantalón negro o con minifalda. Porque este es, posiblemente, el mejor momento para hacerse con una de las prendas más clásicas y atemporales

Puede que la camisa blanca sea la eterna prenda de fondo de armario pero es ahora, con la llegada del entretiempo, cuando más apetece hacerse con este clásico del guardarropa con vocación atemporal. El motivo es sencillo, es ahora cuando adquiere todo el protagonismo. Ya sea porque no se verán sepultadas entre capas y capas de abrigo o porque funcionan igual de bien con looks más arreglados como con otros que no lo son tantoel caso es que ha sido hoy cuando una compañera de la redacción de Vogue.es ha pronunciado la frase mágica: “estoy buscando una camisa blanca en la que invertir”.

Teniendo en cuenta que estamos en esa época en la que es posible lucir un blazer por la mañana y acabar con sandalias a mediodía, hemos recopilado 10 looks con camisa blanca que se mueven como pez en el agua entre el verano y el otoñoCombos ganadores que funcionan para ir a trabajar, para hacer turismo –porque el estío llega a su fin pero no las vacaciones– o para salir a cenar con amigas y que, siempre, siempre, resultan favorecedores.

He desgranado estos 10 looks en busca de sus claves pero todos tienen un común denominador una camisa blanca de aires un poco masculinos.

Blazer + camisa blanca + vaqueros + zapatos de fiesta

  • Es ideal para ir a trabajar: cuanto más encorsetado sea el dress code, más pulidos deben ser los vaqueros.
  • Aprovecha para desempolvar tus tacones de fiesta favoritos y descontextualizarlos.
  • El calzado y el bolso de color rojo –este es de la firma BOYY– son la clave para que el look no resulte anodino
  • Añade un detalle de tendencia como un collar de eslabones dorado y un boxy blazer.
  • Ella es Darja Barannik, la americana es de Deveaux New York, la camisa es de Tom Wood, los zapatos son de Manolo Blahnik y la gargantilla de Unspoiled Jewels.

Camisa blanca + minifalda vaquera blanca + gafas de sol a juego

  • Es el combo perfecto para salir a tomar algo el fin de semana.
  • El largo mini de la falda se compensa con el volumen oversize de la camisa: mucho mejor si se trata de la misma tonalidad de blanco para que la transición entre una prenda y otra sea más armónica.
  • Recurre a este truco de estilo: las mangas remangadas y manualmente abullonadas son como las de las blusas que se llevan esta temporada.
  • El toque de tendencia: las gafas con forma de ojo de gato a juego y las gargantillas de conchas marinas le dan un toque fresco al look sin salirse del total white.

CAMISA BLANCA+VAQUEROS+LOOK DE BELLEZA MINIMAL

  • Es un look atemporal con el que puedes ir a trabajar (todo depende del dress code) como para salir a pasear el fin de semana.
    • La clave de este look es que tanto la camisa como los vaqueros sean clásicos y un poco masculinos: la camisa un poco oversize y los jeans de silueta recta son el mejor combo.
    • El toque maestro es el look de belleza minimalista compuesto por un moño bajo, unos sutiles labios rojos y un poco de máscara.
    • La ausencia de joyas –a excepción de un anillo que se lleva todo el protagonismo– hace que el look resulte todavía más pulido.
    • Ella es Sara Crampton, su camisa es de Anna Quan y los vaqueros son de Levi’s.

      Camisa blanca + falda midi de cuero + sandalias de tiras finas

    • Si se obvia la presencia del sujetador, la mezcla resulta perfecta para ir a trabajar: falda midi + camisa + calzado elegante.
    • Las prendas de cuero triunfarán esta temporada pero la clave está en la textura guateada inspirada en la estética motera (muy 2019/2020).
    • Otro detalle de modernidad son las mangas cortas de la camisa: es la versión moderna de la bowling shirt que tanto ha triunfado este verano en clave sofisticada.
    • El look de belleza, en cambio, es de inspiración retro: coleta baja con raya en medio, mani-pedi de color rojo y gafas de sol cat-eye.
    • Ella es Evangelie Smyrniotaki y su look está compuesto por la falda, el bolso y las sandalias de tiras que llevan todas las insiders, todo firmado por el nuevo Bottega Veneta de Daniel Lee.

      Camisa blanca + pantalón negro + thong sandals

    • Es un look perfecto para ir a trabajar o para salir a tomar algo: el calzado determinará el contexto en el que puede ser usado.
    • Está compuesto por dos grandes básicos (camisa blanca + pantalón negro) que no lo son tanto: comparten una silueta relajada que hace que el look sea más especial.
    • La camisa fluida, atada a un lado y con mangas XL hace que el look funcione: una camisa clásica puede hacer que el look resulte aburrido.
    • El bolso XL en piel trenzada –detalle artesanal pero deluxe– rompe con la armonía del look: es el elemento disruptivo que eleva el look al infinito.
    • Ella es Funda Christophersen (derecha) y su look está compuesto por una camisa de Jacquemus, pantalones de H&M, sandalias de Totême y bolso de Loewe.

      Camisa blanca + shorts oversize + bolso (muy) especial

    • El look ideal para planes after work si el vestuario de oficina lo permite, aunque siempre se puede recurrir al largo tipo bermuda.
    • Para compensar el largo mini de los shorts, apostamos por una camisa de tamaño XL y, esta vez, prescindimos de remangar las mangas.
    • Que los shorts no sean demasiado casuales, al igual que la camisa, es un must para que el look funcione: aunque estos sean vaqueros, su silueta y los detalles no son tan urbanos.
    • Un bolso (muy) especial, como este transparente con asa de perlas XL, hará el resto: es el detalle de lujo que necesita para epatar.
    • Ella es Charlotte Groeneveld y su look está firmado por Chanel.

      Camisa blanca + pantalón relajado + ugly sandals

    • Relajado, cómodo y muy chic: todo lo que le pedimos a un look para salir de compras o hacer turismo por una nueva ciudad.
    • El monocromatismo del look tiene detalles que importan: de la suave yuxtaposición de tonalidades crema (su cabello incluido) al contrapunto de los accesorios en negro, pasando por la mezcla de texturas.
    • El detalle de tendencia lo pone el calzado más buscado de la temporada: unas daddy sandals con tiras de velcro.
    • La silueta fluida pide a gritos un manual de uso muy concreto: la camisa por fuera y con los últimos botones desabrochados.
    • Ella es Sarah Harris, subdirectora de Vogue UK, y sus sandalias de tiras de velcro son de Chanel.

      Camisa blanca + falda de tweed + salones destalonados

    • No sabemos si nos gusta más para ir a trabajar o para salir a comer y no volver a casa hasta bien entrada la noche.
    • Atención al sutil pero efectivo juego de texturas: del algodón al tweed, pasando por el mimbre.
    • La camisa de manga corta tipo bowling le da un toque masculino imprevisible y muy favorecedor (y crea un bello contraste con los pendientes XL de pedrería).
    • Los accesorios son puro deseo –los slingback de tacón sensato y el maletín de mimbre– pero su naturaleza más sobria le restan hierro al largo mini de la falda.
    • Ella es Nicole Warne y su look, de pies a cabeza, es de Chanel.

      Camisa blanca llevada por fuera + falda satinada o pantalones anchos

      Camisa blanca por fuera de una falda satinada o un pantalón wide leg.

    • Matamos dos pájaros de un tiro con esta imagen de street style: dos looks perfectos para ir a tomar el brunch.
    • Llevar la camisa por fuera, sea de la índole que sea, hace que el look resulte menos encorsetado que si la metiéramos por dentro.
    • Practicar este gesto con prendas fluidas o de silueta ancha es un must, ya sea con una falda satinada o un pantalón wide leg.
    • Ante el combo de grandes básicos, lo ideal es tirar de complementos fotogénicos y de tendencia.
    • Ellas son Funda Christophersen –con bolso de Burberry y sandalias de Bottega Veneta– y Trine Kjaer –con capazo con pedrería de Loewe–.
    • lla es Nina Sandbech, su look es de H&M, su bolso es de Cala Jade y las gafas de sol de Celine

Relacionado